sucesos

Naiara sufrió hasta 56 lesiones diferentes en todo el cuerpo

La causa de la muerte fue un traumatismo craneoencefálico, tenía el cerebro destrozado, aunque presentaba heridas desde los pies a la cabeza

Imagen de la jornada del juicio por el asesinato de Naiara de este lunes
Imagen de la jornada del juicio por el asesinato de Naiara de este lunes / EFE Javier Blasco/Pool

El juicio por el asesinato de la niña de ocho años, Naiara Briones, en Sabiñánigo en el año 2017 se retomaba este lunes con el interrogatorio de los médicos forenses que realizaron la autopsia de la víctima. Las pruebas realizadas determinaron que la causa de la muerte fue un traumatismo craneoencefálico, quedando claro que las lesiones sufridas no fueron por accidente.

La niña contaba con hasta 56 lesiones diferentes, traumatismos, erosiones o ampollas, entre ellas, que descartan que lo ocurrido fuera de forma fortuita y  que confirman que lo ocurrido fue fruto de una actuación extensa que tuvo como consecuencia la muerte violenta de Naiara que tenía el cerebro totalmente destruido y su supervivencia, durante las siguientes horas a las agresiones, fue solamente mecánica.

Los golpes en la cabeza se realizaron a cargo del tiastro de la niña, el asesino confeso, Iván Pardo, con los puños y al ser arrojada contra una superficie plana. Aunque la menor tenía todo tipo de lesiones desde los pies hasta la cabeza. También con evidencias de lesiones anteriores como las de las rodillas, que estaban cicatrizadas y se habían reabierto.

En esta nueva sesión del juicio pasaban también por el interrogatorio los facultativos responsables de realizar las pruebas de histopatología y biológicas, en las que también quedó probado que había ingerido amoniaco. Entre las conclusiones de los peritos destaca que hubo ensañamiento y que la niña sufrió una brutal tortura, fue algo elaborado, prolongado en el tiempo.

El juicio continuará este martes con nuevas pruebas forenses, de criminalística y de tecnología. Para el miércoles están previstas las calificaciones definitivas de las partes y la entrega del objeto del veredicto al jurado.

Comentarios