sucesos

Naiara sufrió "un macabro episodio de violencia" según la investigación

El responsable de la policía judicial ha declarado en el juicio, supo enseguida que la niña había sido maltratada y no tuvo un accidente

El asesino confeso, Iván Pardo, en la jornada de este viernes en el juicio
Iván Pardo, asesino confeso de la niña, en una de las jornadas del juicio / EFE Javier Blasco/Pool

El jurado popular ha podido ver en la jornada de este viernes algunas de las imágenes y testimonios más duros desde que comenzara el juicio. Solicitado por la acusación particular declaraba el responsable de la policía judicial y el que lideró en su momento la investigación, José Luis Collado, quien a través de las declaraciones ha afirmado que la niña asesinada vivió "un macabro episodio de violencia".

Un episodio que se comenzó a vivir días antes del fallecimiento, con la llegada de Naiara a casa de su abuela. Desde un principio quedaba descartada la hipótesis de la caída de unas escaleras ya que las graves lesiones no eran compatibles con lo que alegaron los familiares.

La niña sufrió desde golpes en la cabeza con los nudillos, patadas, corrientes eléctricas a través de una raqueta matamoscas modificada, laceraciones en las rodillas por estar arrodillada sobre sal o piedras, estuvo amordazada con un calcetín para que no hiciera ruido, inmovilizada con grilletes para no escapar, todo ello tras dos días sin dormir por no realizar sus tareas.

COLLADO 1 JUICIO 18

En otro momento, según los testimonios recogidos, Iván Pardo cogió a la niña del pelo, la levantó y la tiró contra el suelo, fue entonces cuando se quedó inconsciente y cuando posteriormente comenzó a decir cosas que no tenían ningún tipo de sentido.

"Llevaba dos días sin dormir completos y de rodillas sobre piedras"

COLLADO 2 JUICIO 18

Según ha explicado Collado, la familia, tanto el padrastro como la abuelastra, era conocedora de lo que estaba pasando al haber circulado diferentes fotos y vídeos de algunos de los castigos que estaba sufriendo la niña.

COLLADO 3 JUICIO 18

Por esta sesión del juicio pasaban también otros agentes de la policía judicial, que participaron en el operativo y en la investigación, corroborando en todo momento que las lesiones que tenía la niña no concordaban con la versión que se estaba dando por parte de la familia, que en un principio siempre fue un golpe en la cabeza por una caída por las escaleras.

"Pero cómo va a estar la niña inconsciente dos horas y llamas ustedes ahora", así reaccionó la operadora del 061 con la llamada.

También se ha podido escuchar la llamada al 061 realizada por una de las primas de Naiara, allí se puede comprobar el momento de nerviosismo que estaban viviendo, aunque dijeron a los sanitarios que llevaba dos horas sin sentido, que en ese momento no respiraba, todo tras un golpe en la cabeza por una caída por las escaleras.

18 LLAMADA 061