esquí

El cierre perimetral de las comunidades complica la apertura de las estaciones

Aramón y las demás empresas de los centros invernales aragoneses tendrán que decidir ahora si reabren con esas limitaciones

Las estaciones de esquí presentan buenas calidades
Imagen de archivo tomada en la estación de Aramón-Formigal

El Consejo Interterritorial de Sanidad de este miércoles por la tarde anunciaba un acuerdo entre la mayoría de las Comunidades Autónomas para restringir la movilidad entre CC.AA. del 23 de diciembre al 6 de enero, salvo para visitar familiares y allegados. Quedan fuera, por tanto, las opciones de viajar para esquiar. El propio ministro Salvador Illa reconocía que aunque no habían tratado esta cuestión en el Consejo Interterritorial, "estos días la movilidad queda limitada a las Comunidades Autónomas".

Declaraciones de Marta Gastón, presidenta de Aramón

Con este escenario encima de la mesa, las estaciones de esquí deben decidir si abren o no sus pistas. Son muchas las voces que ligaban la rentabilidad de todo el sector, no sólo de los centros invernales, al público de fuera de Aragón. La propia presidenta de Aramón, la consejera Marta Gastón, hablaba de tomar una decisión "empresarialmente hablando" y en el momento que "sepamos con certeza el escenario que nos toca" (en relación a si el resto de comunidades permiten movilidad o no). Una decisión que, reconocía, urge y vaticinaba como inminente.

La pelota queda en el tejado de las empresas que gestionan las estaciones de esquí - dos privadas (Astún y Candanchú) y otra participada al 50% por el Gobierno de Aragón (Aramón)-. Pero falta por despejar incluso otra incógnita. Hasta el 20 de diciembre Aragón tiene cerradas las provincias y su posible apertura dependerá de la evolución sanitaria.

Comentarios