temporada  invernal

Noviembre mes para ultimar la apertura de las estaciones de esquí

El volumen de negocio que suele generar este sector en Aragón en una temporada norma,  se sitúa en torno a los 150 millones de euros

Aramón Puente de la Constitución
Las estaciones confían en tener una buena temporada de esquí

Las estaciones de esquí y las empresas de servicios aprovechan el mes de noviembre para dar los últimos retoques al comienzo de la campaña invernal, que, si las condiciones son las adecuadas, se iniciará en  la primera semana de diciembre. De momento la situación es óptima, las primeras nevadas han llegado, por encima de la cota 1.4oo metros, y en el sector confían en tener una campaña invernal a pleno rendimiento.

Las estaciones están trabajando en labores de mantenimiento, preparación y funcionamiento de los remontes. La apertura está prevista que sea para el puente de la Constitución, pero si la nieve llega antes, el comienzo se adelantaría. Es tiempo también de iniciar las nuevas contrataciones de los trabajadores para el invierno

Algunos esquiadores ya han empezado a hacer esquí de travesía

En el apartado económico las estaciones de Aramón y las del valle de Aragón, Astún y Candanchú, han lanzado su venta de abonos, con los correspondientes descuentos por compra anticipada o estar empadronado en las comarcas donde se encuentran los centros invernales.

El pasado año debido al confinamiento provincial, la temporada prácticamente fue nula, ya que sólo estuvo en funcionamiento la estación de Astún, que sólo contó con un 20% de los esquiadores habituales

El volumen de negocio que suele generar este sector en Aragón en una temporada normal en torno a 120 días de esquí, se sitúa en torno a los 150 millones de riqueza generada en el territorio, con una gasto medio por esquiador de 68 euros. De cada 100 euros, 80 se quedan en el territorio y 20 en las estaciones.

El sector agrupa a 45.000 camas en un radio de 35 km del epicentro de las estaciones de las cuales 6.000 están a pie de pistas. Las estaciones de esquí aragonesas, generan 1.300 empleos directos y 12.000 indirectos.


Por otro lado, los establecimientos de la hostelería y restauración, después del puente de Todos los Santos, están realizando labores de mantenimiento de sus establecimientos. Por esta circunstancia algunos de ellos están cerrados.

Como señala María Jose Jarne, la directora de la oficina de turismo de Jaca, noviembre es un mes tranquilo, aunque los fines de semanas están bastante animados.

Para las numerosas familias que tienen su segunda residencia en los valles del Pirineo, noviembre también es aprovechado para ultimar la temporada invernal, con el encendido de sus calefacciones y la adecuación de su apartamento para los meses invernales.