valle del río aragón

Nuestros bosques sin gestión se degradan y hay fórmulas para aprovecharlos

Varias empresas han realizado un estudio con propuestas para maximizar el valor de los recursos naturales del territorio y proteger su sostenibilidad

Nacho Fábregas, Víctor López y Patricia Sureda. Álvaro Salesa
Las empresas Pirinea (Nacho Fábregas) y Sargantana (Víctor López y Patricia Sureda), presentaban el estudio con el pte. de la Mancomunidad, Álvaro Salesa

Vivimos de nuestros recursos naturales y si no los cuidamos, tanto nuestra actividad económica, como nuestra población y el propio medio natural se dejarán de existir. Con ésta máxima la Mancomunidad del Valle del Aragón ha encargado un estudio que pone cifras a los recursos naturales que tiene este valle jacetano y también propone nuevas fórmulas para gestionarlo y aprovecharlo económicamente, de forma que asiente población. Hablan de la posibilidad de multiplicar por 4 las cabezas de ganado que ahora mismo tiene la zona, de aumentar la actividad cinegética, de gestionar unos bosques envejecidos y demasiado densos, algo que aumenta el peligro de incendios, o de crear nuevas fórmulas para atraer visitantes de forma sostenible medioambientalmente como el agroturismo, con estancias en granjas, o un turismo terapéutico basado en el contacto con los bosques.

Son proyectos pilotos que se van a presentar a los alcaldes de la zona con la intención de que acaben haciéndose realidad. Para ello, explican, sería necesario actuar conjuntamente pero consideran que la prevención es más rentable que los recursos destinados a solucionar, por ejemplo, un gran incendio o una inundación como ya ocurrió en Castiello hace más de una década.

La Mancomunidad del Valle del Aragón y la Comarca de la Jacetania han desarrollado un proyecto piloto de Gestión sostenible y plena de los Montes del Alto Valle del Aragón, subvencionado a través de Adecuara con fondos Leader, y con el objetivo de maximizar el valor de los recursos naturales del territorio. Se plantean varias iniciativas en los municipios de Jaca, Canfranc, Villanúa y Aisa, relacionados con los recursos naturales, la movilidad, el turismo y la gestión forestal.

El presupuesto total del proyecto ha sido de 86.176 euros. El objetivo principal es “la generación y desarrollo de determinadas actividades y servicios con base en los recursos naturales del territorio que ayude a conservar los paisajes y permitan, al mismo tiempo, el desarrollo de una actividad económica alternativa y diversa con la mayor capacidad posible de generación de empleos y de asentamiento de la población en el territorio”, según ha indicado el presidente de la Mancomunidad del Valle del Aragón y vicepresidente de la Comarca de la Jacetania, Álvaro Salesa.

Durante los dos últimos años se han realizado una serie de proyectos piloto del territorio, por parte de las empresas Pirinea y Sargantana, entre ellos, la redacción de un plan de gestión sostenible de los recursos naturales y de un estudio de movilidad y accesibilidad del territorio por medio de transporte público reduciendo el uso de vehículos particulares. Patricia Sureda, de Sargantana, ha explicado, con relación al estudio de movilidad, que los objetivos serían mejorar la calidad del servicio, fomentar el uso público del transporte, mejorar la seguridad viaria o crear nuevos aparcamientos disuasorios, entre otros.

También se ha diseñado una estrategia para la promoción del turismo de naturaleza enfocado a conocer la biodiversidad que encierra el término municipal de Jaca, que ponga en valor el conjunto de flora, fauna, paisaje y geomorfología existente, y para ello se plantea la creación de una aplicación de realidad aumentada donde se recoja toda la información.

Otras iniciativas que se plantean enmarcadas en este proyecto son un plan de negocio y apoyo técnico para la puesta en marcha de una empresa de actividades y acampadas juveniles en Canfranc, la puesta en marcha de una oferta de turismo piscícola en Villanúa, concretamente en el área recreativa del Juncaral y tramos pescables de la cabecera del Río Aragón, y la creación de una cuadrilla forestal para la ejecución de trabajos de extracción maderera en zonas de montaña en Aisa.

Quedarían para una segunda fase un proyecto piloto de mejora de las posibilidades de ingresos de las explotaciones ganaderas del Valle de Borau y la renovación del Plan técnico de Caza del término municipal de Castiello de Jaca, con el objetivo de promover y poner en marcha novedosas ideas para la generación de empleo en el territorio y la mejora de las condiciones de práctica de esta actividad.

Nacho Fábregas, de la empresa Pirinea, ha explicado que se trata de aprovechar los recursos existentes (pastos, madera, ganadería, etc) de forma sostenible, para que se puedan mantener en el futuro. Se plantean importantes acciones de conservación de los recursos naturales o de prevención de incendios, para las que habría que buscar financiación y lo ideal sería hacerlo a través de un órgano supramunicipal como puede ser la Mancomunidad o las comarcas. Aportaba algunos datos. En este valle hay en la actualidad unas 2.200 cabezas de ganado mayor pastando. En su momento llegó a haber más de 10.000 y consideran que la zona tiene pastos para alimentar a más de 8000.

El proyecto en su conjunto es innovador en el Pirineo Aragonés e incluso a nivel de Aragón porque “aborda la puesta en valor de los recursos naturales de un territorio supramunicipal de forma integral y no apoyándose únicamente o principalmente en un único recurso”. Además, su singularidad obedece a que se quieren traer “buenas prácticas” de gestión de estos recursos en territorios de montaña próximos y al mismo tiempo mostrar de forma paralela con el desarrollo en distintos municipios sus posibilidades de adaptación a este territorio y su potencial de replicación y extensión posterior en la Mancomunidad del Valle del Aragón. El proyecto tiene una incidencia medioambiental importante porque promueve la utilización racional de los recursos del entorno de forma sostenible, según ha destacado Víctor López, de la empresa Sargantana.

Una vez realizados los estudios, se van a realizar presentaciones públicas en las Comarcas de la Jacetania y Alto Gállego para difundir sus resultados, trasladar la experiencia y localizar personas interesadas en promover las temáticas abordadas en otros valles, fomentando de esta forma la multiplicidad del proyecto y su posible extensión a otras zonas del Pirineo. Este jueves, día 4 de julio, se realizará la presentación a los alcaldes del Valle del Aragón, coincidiendo con la celebración en Castiello de Jaca del pleno de la Mancomunidad.

El proyecto se difundirá también a través de las páginas web de la Comarca de la Jacetania, Mancomunidad del Valle del Aragón y Ayuntamientos del territorio.

Comentarios