SUCESOS

Nueve rescates en el Pirineo sin consecuencias graves durante el fin de semana 

La Guardia Civil auxiliaba por heridas de diversa gravedad, enfermedad durante la práctica deportiva o montañeros que se enriscaban

Rescates del fin de semana en el Pirineo
Rescates del fin de semana en el Pirineo

El fin de semana no daba tregua a los equipos de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil que intervenían hasta en nueve ocasiones para auxiliar a practicantes de senderismo que se encontraban impedidos para continuar la actividad, montañeros enriscados con gran dificultad para salir del lugar donde se encontraban o personas que resultaban heridas de diversa gravedad. Por fortuna no hubo que lamentar consecuencias graves.

Una de las intervenciones más complicadas ocurrrió en la noche del sábado cuando dos hombres de 35 y 37 años de nacionalidad eslovaca se extraviaron en una ruta que partía desde el puerto de Bujaruelo. Emitieron el aviso de auxilio en el barranco de Gabieto, en el municipio de Torla- Ordesa. El Greim de Boltaña los encontró en la parte alta de ese barranco y puso a su disposición ropa de abrigo y agua y un vivac para pasar la noche. Continuar la marcha era imposible según los agentes, e incluso por el día resultó muy complicado por la fuerte pendiente. El rescate terminó doce horas después del aviso cuando llegaron ilesos al campin de Bujaruelo.

En esa misma jornada, por la mañana, cuatro chicos de 22 y 23 años, vecinos de Tarragona, que iban del pico Maladetas al pico Abadías (Benasque), a más de 3.000 metros, se quedaron enriscados. Estaban desorientados y debido al terreno agreste no podían seguir. El Greim de Benasque los localizó con ayuda del helicóptero cuando se encontraban en una pequeña repisa entre grandes bloques rocosos. La maniobrabilidad del helicóptero era muy complicada en la zona, por lo que hubo que evacuarlos uno a uno, desplazándolos hasta un punto donde pudiera recogerles la aeronave. Se les trasladó al hospital de Barbastro para una exploración específica de sus condiciones.

Este domingo uno de los integrantes de un grupo que realizaba el barranco de Obarra, en el término municipal de Beranuy, sufría una lesión de una pierna. El Greim de Benasque, Unidad Aérea con helicóptero en base de Benasque y médico del 061 acuden al lugar, se inmoviliza la extremidad y se saca a todo el grupo junto con la rescatada, una mujer de 36 años vecina de Lérida, hasta la helisuperficie de Benasque.

Además, este fin de semana se tuvo que evacuar al hospital San Jorge de Huesca una niña de 11 años, de Sevilla, que presentaba un fuerte dolor abdominal, posiblemente una apendicitis. Hacía senderismo por el Parque Posets-Maladeta, en Benasque y el aviso se dio desde el refugio de Estós.

También se atendía a una ciclista, vecina de Huesca de 29 años, que sufrió una caída en Panticosa. Asimismo, se producían otros sucesos de senderistas que sufrían lesiones de diversa gravedad que les impedían continuar la marcha. Los ejemplos más destacables son los de un hombre de 60 años de Tarragona cerca del refugio de Góriz (Fanlo); una barcelonesa de 63 años en el ibón de Estanés (Ansó); un zaragozano de 25 años, en el ibón de Batisielles (Benasque); un vecino de Madrid, de 49, en el pico Garmo Negro (Panticosa); y finalmente una mujer de 48 años de Barcelona en el ibón del Salterillo (Benasque).

Comentarios