ejército

Nuevo despliegue militar por la provincia, en labores de seguridad

Los militares sirven de elemento de apoyo para tranquilizar a la población

Miembros del ejército por las calles de Huesca
Miembros del Ejército, estos días, por las calles de Huesca


El Ejército, dentro de la denominada Operación Balmis, ha vuelto a desplegar este sábado a personal militar en Huesca, Jaca, Sabiñánigo, Barbastro y Monzón, donde van alternando su presencia. En un número implicado no constante, los 500 hombres y mujeres del Regimiento Galicia 64 de Jaca, van variando en función de la demanda. Su función, transmitir tranquilidad, seguridad y calma. En ningún momento llevan a cabo acciones coercitivas.

Los militares van recibiendo directrices en tiempo real de la superioridad, para ampliar en su caso esta presencia. Uno de sus cometidos principales es identificar objetivos susceptibles de proceder a su desinfección. El canal de mando envía entonces al personal con las diferentes especialidades que tienen. Sobre todo, su labor es identificar precisamente esos sitios e insistir en la tranquilidad, algo que está dando, aseguran, resultados.

Durante este sábado, mañana y tarde, continuarán con esta labor. Y en los próximos días dependerá de las directrices que reciban. El subteniente Tena, responsable de comunicación del Regimiento Galicia 64, indicaba que todo va evolucionando, que la situación está viva, es móvil y susceptible de cambio, por lo que se irán haciendo actuaciones en función de la demanda y de lo que se les vaya solicitando.