SUCESOS

Ocho detenidos tras el amplio despliegue policial en Barbastro

La Guardia Civil ha efectuado 4 registros simultáneos y se ha incautado de numerosas armas blancas, armas de fuego y un revólver

Momento del traslado del detenido en la operación policial / J. L. P.
Operativo policial en la calle Caballeros de Barbastro, este viernes.

La Guardia Civil ha detenido en Barbastro a ocho personas en el marco de la operación SERMO, derivada de las investigaciones de la operación AFRAIM de principios del mes de junio. Entre los ocho detenidos se encuentra un menor de edad. La operación ha consistido en cuatro registros simultáneos en cuatro inmuebles de distintos puntos de Barbastro, en los que los agentes se han incautado de numerosas armas blancas (cuchillos, navajas, hoces, hachas, etc.),  dos escopetas de caza, munición real, dos catanas y un revólver. 

A los detenidos se les imputan distintos delitos, como desórdenes públicos, atentado contra la autoridad, tenencia ilícita de armas o defraudación de fluido eléctrico. Más de cien agentes han intervenido en esta operación que comenzaba en la madrugada de este viernes y que se ha prolongado hasta pasadas las 10.00 horas.

Los detenidos son siete varones de entre 25 y 53 años, además del menor de edad. 

En este momento, se instruyen las diligencias, que junto a los detenidos serán trasladados en las próximas horas o hasta el próximo lunes al Juzgado de Barbastro que se encuentre de guardia.

Según fuentes de la Guardia Civil, la operación se venía fraguando en las últimas semanas, aunque la reyerta de la noche del pasado miércoles obligado a los agentes a actuar con celeridad para evitar nuevos incidentes. La Guardia Civil tenía que intervenir de manera rápida y contundente para restablecer el orden público en la madrugada del jueves, con personal de diferentes Puestos de Seguridad Ciudadana y GRS de la Guardia Civil de Zaragoza, igualmente intervino personal de Policía Local de Barbastro.

Tras el restablecimiento del orden público entonces, desde la Guardia Civil se tuvo que precipitar la culminación de la Operación SERMO, de forma contundente y eficaz, para evitar nuevas reyertas entre las familias enfrentadas, en las que se preveía se pudieran causar daños personales por el uso de armas blancas y de fuego.

En el dispositivo ha intervenido personal de la Comandancia de Huesca, pertenecientes al Puesto de la Guardia Civil de Barbastro, Monzón y Binéfar, Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca, Unidad de Seguridad Ciudadana de Huesca (U.S.E.C.I.C), Grupo Rural de Seguridad de Zaragoza y Valencia, Servicio de detección de explosivos (TEDAX) de Zaragoza y Unidad Aérea de la Guardia Civil de la Zona de Aragón.

Comentarios