agro

Olivar, frutales y ganadería, principales afectados en la provincia por la borrasca Filomena

UAGA ha hecho un primer balance, aunque dice que habrá que esperar a que se vaya la nieve para ver las afecciones reales

Graus y la Ribagorza nevado
Graus y la Ribagorza, con el ganado extensivo en los campos nevados 


Cinco días después del paso de la borrasca Filomena por Aragón, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, señala que todavía es pronto para conocer el alcance real de los daños en el campo. Habrá que esperar unos días más hasta que desaparezca toda la nieve y entonces se sabrá si las producciones evolucionan favorablemente o no. En la provincia de Huesca lo más afectado es el olivar y la ganadería extensiva.

En un primer balance, UAGA informa de que los daños se localizan principalmente en el olivar y en los invernaderos de hortaliza, en este caso en la provincia de Zaragoza. En lo que se refiere a los árboles, el peso de la nieve ha provocado la rotura de muchas ramas, aproximadamente el 50% del volumen del árbol. En el caso de los árboles adultos esta rotura implica la merma en la cosecha durante 4-5 años (hasta que broten de nuevo las ramas y sean productivas), y en el caso de las plantaciones jóvenes, puede suponer la muerte del árbol.

Si hablamos de frutales, en las comarcas de Cinca Medio y Bajo Cinca, los agricultores están preocupados por la evolución de las plantaciones de caquis y granadas, unos árboles que no están habituados a estas temperaturas tan bajas.

UAGA recuerda que las explotaciones ganaderas también han sufrido las consecuencias de la borrasca. Debido a la gran cantidad de nieve, los ganaderos de gran parte del territorio aragonés han tenido problemas para acceder a las instalaciones, para llevar agua y alimento a los animales. Además, en muchos casos se les han congelado y roto las tuberías de las granjas o naves. Tampoco hay que olvidar el importante incremento en los gastos que padecen los ganaderos de extensivo al tener que alimentar de forma extra a sus ovejas y vacas con pienso y paja. Para poder sacar los animales a pastar y que los gastos no se disparen, es imprescindible que la nieve y el hielo desparezcan cuanto antes. Los apicultores también calculan mermas importantes en las colmenas, lo que conduce a una reducción en la próxima cosecha de miel.

Respecto a la incidencia del temporal de nieve y las bajas temperaturas de estos días en el resto de producciones, UAGA manifiesta que hasta dentro de unas semanas no se podrá conocer si ha habido afecciones.

Esta organización empresarial agraria agradece y destaca la importante labor realizada, desde la mañana del día 9 de enero hasta hoy, por todos los agricultores de Aragón. Ellos fueron los encargados, con sus tractores y palas, de retirar la nieve y despejar las calles y vías de acceso en los pueblos y facilitar de esta manera la movilidad de todos los vecinos.