MONTANUY

Olona se compromete a compensar los sobrecostes económicos producidos por la presencia del lobo y el oso

No defiende la reintroducción pero tampoco la eliminación de osos y lobos

Montanuy Olona
Momento de la reunión del consejero con la alcaldesa del municipio y gabaderos del territorio

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, se desplazaba este miércoles hasta Montanuy para reunirse con su alcaldesa, Esther Cereza, los concejales del Ayuntamiento, y los ganaderos afectados por el último ataque de oso ocurrido a finales del pasado mes de junio en el valle de Castanesa. El objetivo del encuentro era analizar la situación y las líneas de actuación frente a la presencia del plantígrado.

Durante el encuentro, Olona  admitía que la simple presencia del oso o del lobo genera unos sobrecostes económicos que hay que compensar, y ha adquirido el compromiso de hacerlo.

Joaquín Olona, consejero del GA

El consejero comenzaba la reunión anunciando la publicación en el BOA, este pasado lunes, de la orden por la que se establecen las bases reguladoras, en base de mínimos, de las subvenciones para la adaptación de la ganadería extensiva a los retos medioambientales y a los desafíos socio territoriales. La convocatoria se publicará en las próximas semanas.

Olona dejaba claro que no promueve la reintroducción de osos ni de lobos, pero tampoco la eliminación de estos animales que “inevitablemente” están llegando. Señalaba que se deben habilitar ‘unas ayudas que sean razonables, generosas y que no pasen por la continua puesta en duda de si el daño es del oso o del lobo. La simple presencia de estos animales ya motiva la concesión la ayuda”, decía Olona.

Joaquín Olona

La convocatoria de subvenciones se publicará en las próximas semanas
Las bases de la convocatoria establecen medidas que promuevan el mantenimiento de la ganadería extensiva, en especial, en aquellas zonas con riesgo de sufrir ataques de oso y de lobo sobre el ganado. Las subvenciones estarán dirigidas a los titulares de explotaciones ganaderas extensivas de ganado menor (ovino y caprino) en las zonas de presencia de grandes carnívoros (oso y lobo) en Aragón. Así, estarán destinadas a paliar sobrecostes derivados de las situaciones de riesgo provocadas por la presencia de estas especies y a la adopción de medidas de autoprotección.

Entre las medidas de seguridad adoptables, las bases tienen en cuenta las siguientes, los vallados fijos o portátiles para el ganado, estos último siempre que vayan acompañados de sistema de pastor eléctrico, la adquisición de perros de raza mastín en cualquiera de sus variantes (montaña de los pirineos, mastín del Pirineo, mastín español), puros o procedentes de cruces acreditados. Las subvenciones podrán llegar hasta el 100% del coste de actuación, con un máximo de 6.000 euros por titular y año en su conjunto.

Además, cono incentivo para promover el mantenimiento de la actividad ganadera extensiva en estas zonas de riesgo, se establece también una ayuda por explotación. El importe de esta ayuda será de hasta 6 euros por cabeza, con un límite máximo subvencionable de 2.000 cabezas de más de una año de vida por explotación, y un límite mínimo de 100 cabezas.

Comentarios