MEDIOAMBIENTE 

Olona trasladará el problema de la presencia del oso en el Pirineo al Ministerio de Transición Ecológica

El alcalde de San Juan de Plan pide al consejero una solución urgente por la intranquilidad que origina el oso en el valle de Chistau

Oveja muerta en el valle de Chistau
Restos de la oveja devorada por el oso en el valle de Chistau. 

El consejero de Agricultura Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, se ha comprometido a trasladar la problemática de la presencia del oso en el Pirineo Aragonés al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico. El consejero Olona y el alcalde de San Juan de Plan, Roberto Serrano,  han mantenido este lunes una conversación telefónica tras un nuevo ataque del oso que se ha producido durante este fin de semana en el Valle de Chistau.

El alcalde de San Juan de Plan, Roberto Serrano, le ha trasladado la preocupación de los ganaderos del valle tras los ataques que está realizando un oso a los rebaños con el importante perjuicio que ocasiona. Los ganaderos consideran que al tratarse de un oso muy peligroso debe ser retirado puesto que pone en peligro la ganadería extensiva.

ENTRA CORTE SERRANO OLONA (FTP BARBASTRO)

El consejero ha recordado que Aragón no firmó el acuerdo de la reintroducción del oso mientras que si lo hicieron otras comunidades autónomas. Olona considera que este asunto debe resolverlo el Ministerio de Transición Ecológica con la colaboración del Gobierno de Aragón, si es necesaria. 

Un oso mataba una oveja en la partida San Mamés, en el término municipal de San Juan de Plan, perteneciente a la Comarca de Sobrarbe.  Los restos  eran descubiertos este domingo por los ganaderos de la zona, según explicaba el alcalde de San Juan de Plan, Roberto Serrano.

La patrulla de vigilancia del oso confirmaba que el ataque era de oso puesto que no “deja lugar a dudas” por el rastro que dejaba. El alcalde de San Juan de Plan destacaba que los últimos ataques han producido “intranquilidad” entre los ganaderos del valle de Chistau.

Roberto Serrano recordaba que hace pocas semanas se produjo un ataque en el valle de Chistau y otro en Barbaruens, en la Comarca de la Ribagorza.

El oso mató un choto, un carnero y dos cabras en el primer ataque en el valle de Chistau y ahora ha devorado una oveja. En Barbaruens mató dos cabras.


Comentarios