tráfico

Operación de tráfico fin de verano, a caballo entre agosto y septiembre

La mayor intensidad de tráfico se espera en la zona del Monrepós

Día de vuelta a casa, precaución y ¡hasta la vuelta!
El puerto de Monrepós registrará tráfico más complicado que otras zonas de la provincia

A pesar de que el último fin de semana de agosto ya pasó, el hecho de que este viernes sea 31 de agosto, y el 1 y 2 de septiembre caigan en sábado y domingo, ha provocado que la habitual operación de tráfico de vuelta de vacaciones se haya dejado para este fin de semana, comenzando a las 3 de la tarde de este viernes y finalizando a las 12 de la noche del domingo. El regreso de las vacaciones está siendo escalonado, aunque en este caso se une a la salida de vacaciones de septiembre, que cada vez es más importante.

En todo caso, aunque es evidente que hay más tráfico, en la provincia se actúa siguiendo la tónica nacional, puesto que hay zonas turísticas en España con mucha más afección para el tráfico. El jefe provincial de tráfico, Andrés Fernández del Río, considera que hay fines de semana de invierno en los que los problemas circulatorios son mucho mayores que cualquier día de salida o regreso de vacaciones en verano.

Las zonas que contarán con mayor intensidad de tráfico serán las habituales: la A-22 de Huesa a Lérida, la AP-2 y la N-II. Las especiales características del puerto de Monrepós hacen que sea el punto más conflictivo, ya que sólo tiene un carril por sentido, con numerosas obras, que quedan paralizadas durante estos días de operación, pero que presentan trazados muy cambiantes.


Desde la DGT se espera que el momento con un mayor intensidad de circulación sea el domingo 2, ya que se unirá el retorno de vacaciones con el regreso del fin de semana, por lo que se espera que sean más de 10.000 los vehículos que transiten por el Monrepós.

A falta de contabilizar dos días de agosto, las cifras este año no son buenas. En julio y agosto ha habido menos accidentes que el pasado año, 79 frente a 101. Pero en 2017 hubo 5 muertos en las carreteras altoaragonesas, y este año ha habido 9 fallecidos. El último este viernes, el conductor de un camión de recogida de residuos urbanos, tras volcar el camión de recogida de residuos urbanos que conducía, en la N-260, en el término municipal de Campo. 

Comentarios