DESPOBLACIÓN

Otra ‘Caravana de mujeres’ como medida desesperada ante la despoblación

En Sobrarbe convocan a hombres y mujeres para el sábado 22 de septiembre

Plan
Humo de Muro está a 50 kilómetros de Plan en la comarca del Sobrarbe


Treinta y tres años después de la histórica ‘Caravana de mujeres’ en Plan, el Sobrarbe vuelve a poner en marcha una iniciativa parecida pero algo más desesperada. No solo se ‘buscan’ mujeres, sobre todo se pide a los hombres de la zona que acudan a la llamada que, desde la localidad de Humo de Muro, se hace para el sábado 22 de septiembre. Esta reedición es la tercera intentona como medida desesperada a la sangrante despoblación de los pueblos de montaña.

Humo de Muro pertenece al municipio de La Fueva, en Sobrarbe , a poco más de 50 kilómetros de Plan. En el pueblo que convoca esta caravana vive una familia con cuatro personas, una situación que no dista mucho de otros pueblos vecinos que en las últimas décadas, están sufriendo como un auténtico drama ese fenómeno denominado ‘España vacía’ y que no es otro que la despoblación.
Antonio es quien tuvo hace tres años la idea de reeditar la Caravana de Mujeres porque, recuerda, cualquier iniciativa sirve si se fija la población.

ANTONIO 1 MUJERES 16

Se espera que el sábado un autobús con 55 mujeres, que llegan desde Madrid y Zaragoza, devuelva por unas horas la vida al pueblo. Una jornada lúdica, encuentros, comida y baile para entablar un primer contacto. Pero esta vez el llamamiento es también para ellos, los hombres de Sobrarbe y de comarcas vecinas.

Los habitantes de estas zonas, en pleno proceso de despoblación, acaban convirtiéndose en auténticos guardianes de su entorno. Un pueblo abandonado no solo supone la desaparición de un núcleo de habitantes, sino también la vigilancia y el mantenimiento del entorno natural que la presencia del hombre favorece.

Medidas desesperadas ante situaciones desesperadas, eso es esta otra ‘Caravana de Mujeres’ que llegó a Plan hace 33 años inspirada en la película de Wellman con Robert Taylor como protagonista. Como siempre, la realidad, es capaz de superar a la ficción.

Comentarios