canfranc

Para Equo, el teleférico de Canfranc al ibón de Ip es inviable económica y medioambientalmente

“Confiamos en que los habitantes del Valle del Aragón no quieran poner en riesgo su mayor riqueza: su entorno natural” apuntan los portavoces de Equo

Estación de Canfranc en obras octubre 2019
Estación de Canfranc en obras

El partido político Equo se ha posicionado en contra del proyecto que planea construir un teleférico hacia el ibón de Ip desde el entorno de la Estación de Canfranc. Los verdes consideran “inviable” el proyecto al considerar que sería “una instalación de dudosa rentabilidad y que profundiza en un modelo de desarrollo turístico que nada tiene que ver con un turismo sostenible, respetuoso con los valores de la zona”.

El proyecto está pendiente de la aprobación definitiva del plan de impacto ambienta. En su periodo de exposición pública ha recibido más de un centenar de alegaciones desde diversas organizaciones. En declaraciones realizadas por su coordinador Lorenzo Meler y por Silvia Mellado, miembro de dicho partido, consideran “poco probable” que haya sorpresas y se tengan en cuenta dichas alegaciones. “Ya se emitió declaración de impacto ambiental positiva en el 2003, y ahora se resucita el proyecto, casi 20 años después, prácticamente sin cambios”, afirman los representantes de Equo. “Ante la escasa evolución mostrada en estas dos décadas por parte del Departamento de Medio Ambiente y del INAGA, lo sorprendente sería que se emitiera una declaración negativa, a pesar de que se trata de un área crítica por la presencia del quebrantahuesos y del urogallo. Es además Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), incluido en la Red Natura-2000 bajo la denominación Collarada-Ibón de Ip”.

Desde la formación verde, señalan que “los 80.000 usos al año que el consejero delegado de la empresa promotora estima necesarios para que sea rentable la multimillonaria instalación, ponen cifras al desastre, sobre todo si se tiene en cuenta que están buscando inversores en la zona”. Los representantes de Equo ponen como ejemplo el caso de la “Vall Fosca” en Lérida, que consideran similar, y “donde escasamente se alcanzan los 25.000 usos anuales, cifras muy alejadas de los también 80.000 requeridos para su rentabilidad y que motiva que esté cerrado la mayor parte del año”.

También recuerdan que la cercana estación de Candanchú “estuvo al borde del cierre en 2012". Este proyecto "agravará aún más la delicada situación de la estación”, vaticinan.

Los representantes del partido verde instan a los municipios de su entorno a que reflexionen sobre el modelo de turismo que promueven: “la masificación turística puntual en una misma zona, además de saturar los territorios, resulta un modelo poco rentable a medio plazo y puede suponer el deterioro precisamente del que es su mayor valor: su riqueza natural”. Según Equo, “si se llega a construir este teleférico, prácticas como el descenso en bici y las afecciones a flora y fauna que produce; el acceso indiscriminado de personas a una zona de alta montaña sin la preparación requerida a esa altitud y a sólo tres kilómetros del pico de Collarada (2.883 m.) o los residuos derivados de estas y otras actividades, supondrán un riesgo cierto para unos ecosistemas altamente sensibles”.

Comentarios