jaca

Parte de la policía local de Jaca, en pie de guerra contra el alcalde

El malestar se hacía patente con la petición de recusación realizada por 15 agentes, que ha sido desestimada por la mayoría del pleno

concentración policía local Jaca sindicato CSL
Miembros de la Policía Local manifestaron hace meses su desacuerdo "con la falta de negociaciones" antes de la aprobación del nuevo reglamento"

El problema en la policía local de Jaca está lejos de solucionarse. A los derivados de la falta de personal (en estos momentos están trabajando 6 agentes de un total de 28 en plantilla) se suma el malestar entre gran parte del cuerpo con el jefe de la policía local y, como se demostraba en el último pleno del Ayuntamiento, también con el alcalde de la ciudad, Juan Manuel Ramón. Quince agentes solicitaban la recusación formal del primer edil al considerar que tiene una “enemistad manifiesta” con el cuerpo de la policía local de Jaca. El equipo de gobierno PSOE, CHA y +Jaca, junto con el PAR, rechazaban esa petición. PP, Ciudadanos y Vox se abstenían.

El PSOE negaba la mayor explicando que no se ha acreditado tal enemistad “simplemente por el hecho de haber votado a favor del cambio en el reglamento de segunda actividad de la policía local de Jaca”, un asunto que ha provocado gran tensión en el Cuerpo al perder derechos y que no tuvo acuerdo con la representación de sus trabajadores.

Los quince agentes solicitaban la recusación de todos los concejales que votaron a favor de este cambio de reglamento. Todas se han desestimado, pero la relativa al alcalde requería su votación en pleno municipal, explicaba Domingo Poveda al sustituir a Juan Manuel Ramón para votar este punto.

El asunto motivó un tenso debate entre el alcalde de Jaca y el portavoz del PP. Carlos Serrano volvía a preguntarle si tiene algún problema con los policías y le recriminaba falta de negociación y acuerdo. “Es inexplicable la actitud de unos y otros”, decía, la vez que considera que no ha sido el momento oportuno para modificar ese reglamento y acusaba al primer edil de “estar recogiendo lo que lleva sembrando durante mucho tiempo”, una acusación que el alcalde respondía recordando al portavoz popular que la legislatura pasada él era representante de los trabajadores de la policía local, y “en todo caso lo sembraríamos juntos”. Ambos representantes se cruzaban acusaciones de “falta de moralidad” o “cobarde”, le llegaba a espetar el alcalde al portavoz popular.

Finalmente se desestimaban todas las alegaciones y la modificación del reglamento de segunda actividad de la policía local quedaba aprobada de forma definitiva.

El pleno también aprobaba las nuevas condiciones de trabajo del servicio de guardias localizadas del Ayuntamiento de Huesca, que ha cambiado tras la inclusión en el Servicio Provincial de Bomberos de tres trabajadores que antes formaban parte del ayuntamiento.

También salía adelante una modificación de crédito que incluye 109.000 euros para adaptar la primera planta del centro social del pueblo de Abena y destinarla a vivienda de nuevos pobladores.

Se rechazaba la propuesta de Ciudadanos para elaborar un plan de vivienda municipal a pesar del apoyo de Vox y Par. PP se abstenía y el equipo de gobierno votaba en contra al considerar que necesitaba debate en una Comisión previa.