comarcas

"Perdemos la vida y los puestos de trabajo que generaba la N-II en nuestro pueblo"

Peñalba considera que los que a partir de ahora transcurran por la autopista, no pararán en su pueblo, con las consiguientes pérdidas económicas

Accidente de tráfico, choque de dos camiones N-II Peñalba
Imagen de archivo de un accidente en la N-II a la altura de Peñalba

Liberar los peajes de la AP-2 tiene muchas caras de la moneda. En lo económico, hasta once municipios de la provincia de Huesca dejarán de contar con el IBI de los peajes, lo que suponen pérdidas de más de dos millones de euros.

En Peñalba, por ejemplo, dejarán de percibir 230.000 euros, lo que supone un 25% menos del presupuesto con el que cuenta la localidad. Su alcalde, Roberto Saurat, está de acuerdo en que la seguridad vial debe de ser más importante que lo económico, pero también pide que se tenga en cuenta la cantidad de negocios que viven de los transportistas que paran en Peñalba al transitar por la N-II. Considera que eso se perderá y que no "podemos dejar morir a nuestros pueblos".

SAURAT 1 AUTOPISTA 01

En la otra cara de la moneda, otras autoridades como el PSOE en Fraga consideran que esto va a ser un gran beneficio para los usuarios. Sobre todo, para los de la zona, que "igual tenemos que ir hasta dos veces al mes a Zaragoza, pagando el peaje", contaba Ángel Sorolla, portavoz de la formación socialista en el Ayuntamiento de la localidad.

SOROLLA 1 AUTOPISTA 01

Al igual que la alcaldesa de Fraga, ambos están de acuerdo en que la seguridad está por encima de todo y que, a pesar de las desventajas económicas, se reducirá la siniestralidad en una de las carreteras de mayor riesgo de toda España.