jacetania

Pistas forestales y desprendimientos "excepcionales", daños por las lluvias en la Jacetania

Desprendimiento en uno de los caminos de Collarada, en Villanúa.
Desprendimiento en uno de los caminos de Collarada, en Villanúa.

Los episodios de intensas y prolongadas lluvias vividos en las últimas semanas han incrementado los desperfectos normales de la época invernal. Así lo explican los alcaldes de algunos municipios de la comarca de la Jacetania, incluidos en la petición que ha realizado la Diputación Provincial para que se declare "Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil."

En Villanúa la principal afección, explica su alcalde, ha sido un gran desprendimiento en un camino de Collarada, muy usado por senderistas y deportistas de BTT, explica Luis Terrén. Ha quedado cortado.

En Canfranc las pistas forestales han sufrido un deterioro "excepcional". Su alcalde, Fernánde Sánchez, explica que cada año es necesario realizar un mantenimiento, pero que en esta ocasión los caminos están "peor que nunca". "Se han taponado cunetas, y coches y animales han dejado los caminos con huellas más visibles y que hacen inpracticables, en muchos casos, las pistas. En Canfranc también hay deficiencias en la zona ajardinada de la escuela infantil o en un muro cercano a la plaza Aragón. En el inventario que han enviado a la Diputación Provincial calculan daños por valor de unos 35.000 euros.

Ansó también se ha visto obligado a realizar una mayor inversión en el arreglo de sus pistas forestales tras un invierno excepcionalmente lluvioso y nivoso. En dos ocasiones, este invierno, los servicios de limpieza viaria de la comarca han tenido que intervenir para eliminar las piedras de la carretera de Ansó a Zuriza y abrir de nuevo el paso. Este año van a tener que reponer hasta 30 elementos de señalítica y reparar cinco pistas forestales que han soportado más deslizamientos de los normales, explica su alcaldesa, Montse Castán.

Estos y otros ayuntamientos están realizando el inventario de los desperfectos para enviarlos a la Diputación Provincial de Huesca y también a la Subdelegación del Gobierno. El objetivo es conseguir ayudas económicas que les ayuden a sufragar los gastos extra que han supuesto las lluvias, en el caso de la Jacetania. Hay que recordar que hace tres años el valle de Benasque recibió ayudas del Gobierno central por las inundaciones que hubo en el territorio. En esta ocasión, la superficie afectada es mayor y se distribuye en diversos puntos de la provincia, explican desde la Diputación Provincial, desde donde han valorado en más de 2 millones de euros los daños.

Comentarios