formación

El miedo al coronavirus cambia de ubicación el curso de verano de órgano y voz que se iba a desarrollar en Ansó

Su alcaldesa pidió el traslado y la Universidad lo ha reubicado en Jaca, “donde tenemos, quizás, mejores espacios para dar seguridad”

El curso de verano órgano y voz Gaudeamus Igitur, el himno universitario
El curso se inauguraba este viernes en Jaca cantando el Gaudeamus Igitur, el himno universitario

Finalmente el Curso de voz y órgano ibérico, que desde hace más de una década organiza la Universidad de Zaragoza, se ha trasladado este año a Jaca. Ha sido un cambio de última hora. La alcaldesa de la localidad tomaba esta decisión y la Universidad de Zaragoza ha tenido que trasladarla. La principal razón, reconoce José Ignacio Peiró, director de los Cursos de Verano, ha sido el miedo a posibles contagios aunque reivindica la seguridad excepcional con la que se están llevando a cabo todos sus estudios. “Ha sido una decisión consensuada con la alcaldesa de Ansó”, explica, “y decidimos trasladarla a Jaca donde tenemos, quizás, mejores espacios para dar seguridad tanto a estudiantes como profesores y público en general”.

La Universidad de Zaragoza decidió mantener los Cursos extraordinarios de verano a pesar de la incertidumbre y se están desarrollando siguiendo las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias. Control de temperatura, reducción de aforo y excepcionales medidas de higiene. La respuesta está siendo muy buena, explica su director. De los 22 cursos que tenían programados en Jaca se van a desarrollar 19. Acuden, en sólo 15 días, 340 alumnos y 144 profesores.

El Ayuntamiento de Jaca ha facilitado la ampliación de espacios y, en cuanto al curso de voz y órgano ibérico, ha sido la propia Universidad quien se ha hecho cargo de becar a los 17 alumnos que ya estaban apuntados al curso. “Son de alto nivel, algunos llegan de Ámsterdam o Roma debido al buen nombre que tiene este curso”, explica José Ignacio Peiró.

Cursos de verano de Jaca
Cursos de verano de Jaca
Comentarios