violencia de género

Prisión sin fianza para el detenido en Jaca por un posible delito de Violencia de género

La mujer, ex pareja del detenido según el atestado policial, fue brutalmente agredida con golpes y patadas en la cara

Comisaría de la Policía Nacioanal en Jaca
Comisaría de la Policía Nacioanal en Jaca

El juez del juzgado de Violencia sobre la Mujer de Jaca ha dictado, al mediodía de este jueves, auto de prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre de 39 años detenido en la localidad de Jaca la madrugada del pasado día 5 por supuestas agresiones a su ex pareja. La mujer fue atendida de urgencia en el hospital de Jaca con traumatismos y golpes en la cara, y fue dada de alta con puntos de sutura en el labio y la nariz rota.

El detenido, que según informó el jefe de la policía nacional en Jaca había intentado huir de la ciudad poco después de la brutal agresión, pasaba a las 10 horas de este jueves a disposición judicial para prestar declaración ante el juez. En su auto, considera que el detenido puede ser responsable de un delito de violencia contra la mujer en su modalidad de lesiones agravadas por lo que ha decretado su ingreso en prisión.

La noche del pasado lunes una mujer fue violentamente atacada en la zona de Membrilleras de Jaca. La Policía Nacional detuvo a su expareja “cuando estaba a punto de huir con su vehículo”. Según el atestado policial, el detenido, un hombre de 39 años, dio una paliza a la víctima en el rellano de la casa, la tiró al suelo, le dio patadas y golpes. La policía acudió a la calle Membrilleras número 32 tras la llamada de la madre y también de una amiga de la víctima que la escuchó pedir auxilio diciendo que la iban a matar. La agresión se produjo en el rellano de la vivienda y encontraron a la víctima ensangrentada y visiblemente nerviosa. Los hechos ocurrieron sobre las 23 horas de la noche del lunes, 4 de octubre.

La mujer, de 42 años, fue trasladada al hospital de Jaca con golpes por toda la cara y este martes por la mañana era dada de alta con traumatismos, puntos de sutura en el labio y la nariz vendada.
No había denuncias previas ni antecedentes por hechos similares que afecten ni al agresor ni a la víctima.