huesca

Publicado el informe que controla las sustancias peligrosas en la cuenca del Ebro para el ejercicio 2017

Se han incrementado las analíticas y el número de sustancias analizadas en esta red aunque los incumplimientos puntuales son similares a otros años

río gállego Riglos
El río Gállego con los Mallos de Riglos de fondo

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha publicado su informe para 2017 de la Red de Control de Sustancias Peligrosas, que se encarga del control de la calidad general de las aguas y de su vigilancia.

Los incumplimientos en esta red tienen en cuenta la superación de concentraciones máximas admitidas y superación de concentraciones máximas admitidas. Uno de los casos más importantes de seguimiento por incumplimientos detectados en esta red de control es el río Gállego, en la provincia de Huesca. En este caso, en los cuatro puntos de control se muestra una situación estabilizada y normalizada, aunque se requiere mantener el dispositivo actual.

El análisis consiste en la toma de muestras y la realización de análisis en agua, sedimento y biota, en los peces, en 24 puntos seleccionados por sus especiales presiones industriales.

Se ha trabajado para incrementar en número de analíticas realizadas, principalmente en el agua, y también el número de sustancias analizadas. El documento, que se interpreta según los criterios de las Normas de Calidad Ambiental, se remite a las Comunidades Autónomas de la cuenca del Ebro y se utiliza en el Área de Vertidos de la propia Confederación.

Comentarios