TURISMO

El Gobierno de Aragón autoriza visitas reguladas en coche a la zona de Añisclo no afectada por las obras

El departamento de Vertebración redacta la autorización a la propuesta del Ayuntamiento de Puértolas, que podría hacerse realidad en los próximos días

Zona de Añisclo
Añisclo.

El departamento de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón redacta la autorización a la propuesta del Ayuntamiento de Puértolas de realizar visitas reguladas en coches y pequeñas furgonetas de 10 plazas para efectuar el recorrido por el cañón de Añisclo hasta el kilómetro 10, antes del túnel.  El objetivo es ofrecer un servicio alternativo a los turistas que no pueden hacer el espectacular recorrido por el cañón debido a las obras de consolidación de la ladera, que impiden el paso normal de vehículos por segundo verano consecutivo.

Hace un mes, se celebraba una reunión entre los alcaldes del territorio y el consejero de Vertebración, José Luis Soro, en la que ya se abría la puerta a realizar este tipo de visitas reguladas, y ahora parece que su puesta en marcha es cuestión de días.

José Manuel Bielsa, alcalde de Puértolas, expresaba que se habían barajado varias opciones, como realizar el recorrido con un pequeño tren, pero que después de consultarlo con distintos agentes del territorio, se comprendió que la mejor alternativa será “disponer de cinco vehículos de unas 10 plazas, que realizarían el recorrido a la vez”.

Reunión entre el Consejero Soro y alcaldes de Sobrarbe por las obras en el túnel de Añisclo.
Reunión entre el Consejero Soro y alcaldes de Sobrarbe por las obras en el túnel de Añisclo, hace un mes.

VISITA AÑISCLO 1

Esta medida transitoria busca “ofrecer una alternativa a los turistas, para que puedan visitar al menos una parte del cañón, más allá de que puedA visitarse también por el otro lado desde Buerba”. La intención del alcalde de Puértolas es que esta opción se pueda poner en marcha cuanto antes porque “el flujo de turistas ya ha aumentado mucho”.

VISITA AÑISCLO 2

Además, aunque reconocen los esfuerzos realizados desde el Gobierno de Aragón para consolidar la ladera y resolver los problemas de deslizamientos en el túnel, recuerdan las importantes pérdidas económicas que supone la prohibición del paso a los turistas.

La idea inicial es que las empresas de turismo activo y los taxis que trabajan en la localidad puedan ofrecer este servicio, para no perder "el flujo de visitantes del verano". De momento, no se ha concretado el coste de este servicio.

Comentarios