sucesos

Rescate con muy poca visibilidad a dos escaladores en Peña Rueba

Uno de ellos se había quedado colgado en una zona volada sin contacto con la pared, ambos resultaron ilesos

Rescate de la Guardia Civil en Peña Rueba
Rescate de la Guardia Civil en Peña Rueba

Durante la tarde del sábado, pasadas las ocho, la Guardia Civil de Huesca recibió un aviso, a través del 112, de dos escaladores enriscados en la pared del pico Peña Rueba ya que no podían continuar el descenso. Habían escalado la vía "Sendero Límite" y no pudieron continuar al no encontrar una de las cabeceras, uno de ellos se quedó colgado sobre su arnés en una zona volada sin contacto con la pared.

Inmediatamente, se activó Ereim y Unidad Aérea de Huesca, a pesar de que había poca luz solar y fuertes rachas de viento en la zona y ante la duda de si se podría acceder a los escaladores mediante traslado aéreo, el equipo de montaña se trasladó en vehículo todoterreno para asegurar la intervención más rápida, en caso de que el helicóptero no pudiera acceder hasta el lugar.

Con muchas dificultades, la aeronave tras varios intentos consiguió tomar tierra y recogió a los especialistas, para tratar de acercarlos hasta el lugar donde se encontraban los escaladores, tras varios intentos de aproximación a la pared, resultó imposible dejar a los especialistas debido al viento reinante en el lugar, por los bandazos y sacudidas bruscas que estaba sufriendo la aeronave.

Dado que los escaladores estaban ilesos y la premura era rescatar al que se encontraba colgado de su arnés, los pilotos y especialistas tomaron la decisión de priorizar su integridad y abandonar el intento de acceder hasta la pared con la aeronave, teniendo que dejar a los especialistas en una zona alejada donde las condiciones de viento eran más favorables, gracias a la ayuda de un vecino de la zona los especialistas pudieron llegar más rápidamente hasta el lugar y tras caminar unos 20 minutos llegaron a la base de la pared, observando a uno de los escaladores suspendido a unos 15 metros del suelo.

Los especialistas escalaron la vía y al llegar a la altura del escalador trataron de lanzarle una cuerda y lo balancearon desde la zona volada hasta la pared, para posteriormente descolgarlo hasta el suelo con las cuerdas de los socorristas, opción más rápida para tratar de evitar que se agravasen los posibles daños debido a estar colgado tanto tiempo.

Tras quedar las cuerdas del primer rescatado libre, el otro escalador pudo descender por ellas, hasta llegar a la altura del socorrista y desde ahí al suelo fue asegurado con el mismo método de descuelgue con las cuerdas de los especialistas. Los rescatados son un hombre y una mujer de 25 años vecinos de Soria y Madrid, que resultaron ilesos y que tenían razones justificadas para encontrarse en la zona.

Además de este rescate, el GREIM de Boltaña rescató a una senderista de 38 años vecina de la Comarca del Somontano, que se había desorientado mientras descendía del Pico Mondoto, en Fanlo, resultando ilesa.