MEDIO AMBIENTE

Resultados positivos en el uso de bacterias para la descontaminación de lindano

Un proyecto de investigación en Bailín ha demostrado un reducción del 95% en concentraciones de residuos de hasta un gramo por kilo de sedimento

Biopilas de bacterias para lindano
Ricardo Ger, Pilar Gómez y Eduardo Calleja en una de las biopilas para ensayo piloto de campo


El proyecto de investigación con bacterias, que consiguen absorber el lindano, y entrar en un proceso para la descontaminación de estos residuos “está obteniendo resultados prometedores, aunque los estudios  van a seguir ya que se abren diferentes ventanas para su aplicación y teniendo en cuenta los terrenos” , ha comentado en Sabiñánigo la directora general de Sostenibilidad, Pilar Gómez, precisando que “ esto nos demuestra que vamos por el camino correcto”.

Los ensayos se han desarrollado durante los años 2017 y 2018 en las propias instalaciones del Gobierno de Aragón situadas en el vertedero de Bailín, en el municipio serrablés.
El objetivo de esta acción es aumentar la cantidad y capacidad de ciertos microorganismos autóctonos para obtener energía de los contaminantes. Estas bacterias, hongos y levaduras son incorporados a los sedimentos a descontaminar.

El Jefe de la Unidad de lindano del Gobierno de Aragón, Eduardo Calleja, ha manifestado que los sedimentos después de ser descontaminados se transforman en tierra vegetal que se puede utilizar para restaurar los emplazamientos de Bailín, Sardas o la propia planta de Inquinosa.” Ya que tienen un buen comportamiento como suelo para albergar plantas de restauración y la poca contaminación que queda sigue degradándose lentamente”.

El ensayo ha sido financiado con 100.000 euros por la Fundación La Caixa, y corresponde al periodo de los citados dos años. El director de Banca de Instituciones de CaixaBank en Aragón, Ricardo Ger, ha resaltado el compromiso de la entidad en acciones como estas o sociales y que se unan esfuerzos entre instituciones y administraciones”.

Por otra parte Pilar Gómez ha señalado que “ esta por determinar la fecha de inauguración del laboratorio de Pirenarium para los Contaminantes Orgánicos Persistes, donde ya se encuentran trabajando en algunas áreas”.

Las cuatro fases de los trabajos

ETAPA 1. CARACTERIZACIÓN DE SUSTRATOS OBJETIVO
La Universidad de Santiago de Compostela, en colaboración con la Unidad para la descontaminación integral del lindano del Gobierno de Aragón, analizó ocho tipos de sedimentos para determinar sus características físico químicas y de capacidad de soporte de actividad biológica. Se ha analizado la conductividad, el potencial de oxido-reducción, la capacidad de intercambio catódico y el estableciendo de limitantes texturales, nutricionales y la presencia de otros tóxicos o inhibidores.

Las muestras se han preparado en el laboratorio de Bailín y parte de ellas se han analizado en el laboratorio de la Universidad de Santiago de Compostela.

ETAPA 2. CARACTERIZACIÓN Y SELECCIÓN DE CONSORCIOS BACTERIANOS
El Instituto Pirenaico de Ecología (IPE) ha estudiado seis zonas de los emplazamientos del lindano con indicios de mayor actividad biológica. Para ello, se han realizado mediciones del consumo de oxígeno en el laboratorio de Bailín.

ETAPA 3. CARACTERIZACIÓN Y MULTIPLICACIÓN DE CONSORCIOS SELECCIONADOS
SARGA y el IPE han colaborado para disponer de poblaciones suficientes de microorganismos autóctonos. Para ello se han optimizado las condiciones de temperatura, aireación y nutriente a los microorganismos autóctonos y escalonado artificialmente la cantidad de contaminantes a su disposición.

ETAPA 4. ENSAYO PILOTO DE CAMPO
Se han realizado distintas opciones de mezcla de sedimentos a descontaminar con cascarilla de arroz, escombro triturado, melazas de conservera, estiércol y abonos agrícolas, creando biopilas*. SARGA y la Unidad lindano se han encargado de montar y explotar las biopilas y del seguimiento rutinario como la medida de parámetros fisicoquímicos y muestreos. La Universidad de Santiago de Compostela se ha ocupado de establecer las mezclas y protocolos de trabajo, y del posterior seguimiento de parámetros químicos y fisicoquímicos. Por su parte, el IPE se ha hecho cargo de tomar muestras y del control microbiológico.

Comentarios