yesa

Río Aragón considera que la CHE da una patada a los afectados por el recrecimiento de Yesa

La asociación Río Aragón, una vez que se ha conocido que el Consejo de Ministros ha aprobado la declaración de lesividad sobre el precio acordado por el Tribunal de Justiprecio para las expropiaciones de 33 agricultores del municipio de Sigüés, señala que una vez más la Confederación Hidrográfica del Ebro, da una patada al medio rural y a los afectados por el recrecimiento de Yesa.

En un comunicado señalan que los intereses tras el recrecimiento de Yesa siempre han sido constructoras y nunca los agricultores aragoneses. Que el recrecimiento de Yesa y el actual funcionamiento de la CHE son incompatibles con un Gobierno que se presupone social y contrario a la corrupción; menos aún con un ministerio de “Transición Ecológica”.

Por otro lado señalan que no es de recibo que cuando los afectados, que son los grandes paganos de los pantanos, acuden a un organismo público de arbitraje y éste les da la razón, la CHE use un mecanismo que debiera ser excepcional para anular la resolución y obligarles a largas y costosas batallas judiciales

Mientars, Río Aragón considera que se sigue así los pasos de lo ya ocurrido en Artieda y Mianos, donde la anterior composición del Gobierno y a instancias de la CHE actuó del mismo modo. La intención de la CHE no es otra que castigar a quienes, frente a sus sistemas de valoración discrecionales, opacos y chantajistas, buscaron la mediación de un organismo público de arbitraje, costeándose para ellos tasaciones y peritaciones justas. La bofetada que para la CHE supuso aquel arbitraje, muy alejado de sus valoraciones y cercano a lo defendido por lo afectados, que dejó en evidencia a quienes aceptaron sus ridículas valoraciones está detrás de esta decisión.

Comentarios