recrecimiento de yesa

Río Aragón y Yesa+NO ven una “maniobra con fines ocultos” encomendar al Colegio de Ingenieros los nuevos informes de Yesa

Las asociaciones contrarias a las obras del recrecimiento del embalse de Yesa, Río Aragón y Yesa+No han mostrado sus discrepancias por la encomienda de gestión que el Ministerio ha otorgado al Colegio de Ingenieros para realizar nuevos estudios sobre la seguridad de las obras del recrecimiento. No confían en la independencia del Colegio oficial. Creen que “no puede considerarse árbitro entre Administraciones discrepantes alguien impuesto por una de las partes y piden que el Gobierno de Navarra continúe con la elaboración de un estudio independiente realizado por expertos internacionales.

En su comunicado explican que “la composición de los órganos de Gobierno de los colegios profesionales, que defienden los intereses de sus colegiados y donde muchos forman parte de las grandes constructoras y consultoras que operan en obras como Yesa, les hace especialmente proclives a los intereses de éstas y la administración que las contrata.”

Ante este anuncio, desde estas asociaciones quieren manifestar lo siguiente:

1. En el apartado expositivo se puede leer que “los informes elaborados (por el gobierno de Navarra) cuestionan el rigor técnico de los estudios realizados por la Administración General del Estado cuando redactó el correspondiente proyecto de obras. Esta circunstancia está generando alarma y confusión en las poblaciones vecinas, por lo que es preciso aclarar y confirmar el rigor técnico de los documento aprobados”. A este respecto cabe señalar que el rigor técnico de los estudios realizados por la Administración General quedó totalmente cuestionado cuando se produjeron deslizamientos, que tuvieron consecuencias gravísimas, considerados imposibles por los redactores del proyecto. Fue ésta la razón verdadera que ha provocado alarma en las poblaciones vecinas. A la confusión contribuyó la CHE con sus sistemáticos intentos de ocultación de la realidad, en episodios gravísimos que pudieron haber resultado letales. Desvelar la verdad de lo que ocurre con el recrecimiento de Yesa es hacer un ejercicio de responsabilidad y nunca puede achacarse a ello la creación de alarmas.

2. Se argumenta la encomienda en la búsqueda de un organismo independiente de las administraciones General y Navarra y se considera que para ello es una buena opción el Colegio de Caminos, Canales y Puertos (CICCP). Sobre este hecho también hemos de hacer algunas consideraciones. La primera que a la hora de buscar un organismo independiente bueno hubiera sido contar con la otra parte del litigio, en este caso el Gobierno de Navarra que, sin embargo queda ignorado en todo lo que tiene que ver con la encomienda. La segunda que tenemos ejemplo más que sobrados para desconfiar de los Colegios Profesionales como organismos independientes ya que, entre otras cosas, muchos de sus máximos rectores forman parte o han formado de las grandes empresas y consultoras que están detrás de proyectos como el recrecimiento de Yesa. A modo de ejemplo señalaremos que quien firma la encomienda por parte del CICCP como secretario general fue Director Internacional, (entre 1998 y 2006) de Euroestudios SL, una de las consultoras claves en aquellos años para analizar cómo se ha desarrollado el proyecto de recrecimiento de Yesa, del que ha recibido cantidades millonarias.

3. En la relación de documentos a considerar se incluye una interesada y gran cantidad de información aportada por los promotores de la obra y una muy pequeña parte aportada por quienes cuestionan el recrecimiento o simplemente hicieron estudios que no fueron tenidos en consideración por alejarse de lo que la Administración General que los contrató quería oír. Además bueno hubiera sido esperar al estudio propio que el Gobierno de Navarra está en trámites de adjudicar a expertos internacionales. Todo apunta a un intento de adelantarse a él para tener un dictamen de parte con el que, llegado el caso, poder contraponer resultados.

4. Las múltiples referencias que la encomienda hace a la obligación del CICCP de mantener el secreto y preservar resultados apunta a un nuevo intento de controlar totalmente la información resultante para hacer llegar a la opinión pública tan solo aquello que le interese a la Dirección General del Agua. Que la coordinación quede en manos de un técnico superior de ésta hace que este control férreo por parte de la Administración General todavía sea más evidente.

La verdad y la transparencia siempre fueron víctimas sacrificadas en el recrecimiento de Yesa. Todo apunta a que nos encontramos ante un nuevo episodio de un desfalco que, con cobertura legal, nos está costando cientos de miles de millones de euros tras haber multiplicado por cuatro el presupuesto inicial de la obra y generando riesgos inasumibles. Una obra que, en palabras de la Administración responsable, fue planificada y ejecutada con gran rigor técnico y cuya falsedad han probado los hechos. Nuestras asociaciones estarán muy vigilantes y, llegado el caso, denunciarán cualquier burdo intento para ocultar la gravedad de lo que ocurre en Yesa y con ello manipular a la opinión pública.

Comentarios