comarcas

Salen a licitación las primeras obras de desmantelamiento de la fábrica de Inquinosa

Son los trabajos para construir el acceso a maquinaria que permita derribar y descontaminar la zona 0 de contaminación por lindano

Instalaciones de la antigua planta de Inquinosa
Instalaciones de la antigua planta de Inquinosa

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha sacado a licitación, por 817.858,74 euros iva incluido, la construcción de acceso a la antigua fábrica de Inquinosa. Supone el primer paso para el desmantelamiento de la que puede considerarse la zona 0 de contaminación por lindano en Sabiñánigo, y que deberá concluir con el derribo de la fábrica y un complejo proceso de descontaminación del entorno. Una vez adjudicado el plazo de ejecución es de 5 meses.

Un entorno que supone “riesgo grave para la salud humana y ecosistemas naturales”
La gestión de los residuos de la fabricación de lindano es uno de los retos ambientales más importantes asumidos por el Gobierno de Aragón. Actualmente se realiza un seguimiento del estado de la contaminación existente en los vertederos de Sardas y Bailín, junto al ensayo de diferentes técnicas de descontaminación sobre los diferentes elementos sólidos, líquidos y gaseosos.

Sin embargo, la situación de los edificios donde se fabricó el lindano supone un riesgo grave para la salud humana y la integridad de los ecosistemas naturales, siendo especialmente sensible el medio acuático, máxime cuando la parcela en donde se ubican las instalaciones se encuentra a menos de 50 metros de la cota de máximo nivel ordinario del embalse de Sabiñánigo.
El único acceso a la fábrica se realizaba a través de un camino propiedad de la empresa “ERCROS, S.A.”. Se llevaron a cabo los procesos de expropiación para actuar sobre 13.000 metros cuadros, que en 2023 se convertirán en un nuevo vial.

Este vial ha sido consensuado con los técnicos de ayuntamiento de Sabiñánigo, y en el futuro, cuando terminen las actuaciones formará parte del entramado urbano de la capital del Alto Gallego.

El nuevo camino se convertirá en el acceso que de servicio al tránsito de la maquinaria pesada y vehículos para el futuro desmantelamiento de la factoría y posterior tratamiento de suelos. Además del vial asfaltado se construirán conducciones de agua y energía eléctrica para suministrar futuras instalaciones de mantenimiento, descontaminación y control. También incluye el encauzamiento de las aguas de pluviales de los alrededores de la antigua fábrica. En una fase posterior estas aguas se derivarán a una depuradora móvil para su descontaminación.
Esto se justifica en que por debajo de este enclave se capta agua para la potabilización y suministro a varias poblaciones del bajo Gállego. También se deriva agua para la huerta tradicional y nuevos regadíos. Garantizar la calidad de agua del río para estos usos es el primer objetivo del “Plan estratégico de lucha integral contra los residuos de la fabricación de lindano en Aragón”.

Dos fases: primero derribo y después descontaminación
La expropiación y futura construcción de este vial de acceso se trata de una fase previa a la descontaminación de la antigua fábrica. Esta actuación tendrá dos fases bien diferenciadas. La primera, de derribo de los edificios y, una segunda, de caracterización del suelo del interior de las naves para su posterior descontaminación. El actual estado de ruina de las cubiertas impide el acceso de maquinaria de sondeo al interior de las naves en condiciones seguras para los trabajadores.