sanidad

Salud Pública disminuye los valores del semáforo covid y no se aplicarán restricciones asociadas

La comisión ha aprobado la tercera dosis de la vacuna para mayores de 60 años, a los trabajadores sanitarios y a usuarios de centros de discapacidad

Terrazas y veladores en Huesca, hostelería
Terrazas y veladores en Huesca, hostelería

Sanidad y comunidades tenían pendiente la aprobación de la actualización del denominado semáforo covid; en el borrador que discutieron la semana pasada, los técnicos de la ponencia de alertas proponían suavizar las cifras de incidencia con las que se mide el nivel de riesgo y flexibilizar las restricciones en los escenarios con transmisiones más bajas.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha señalado en rueda de prensa que se ha aprobado el semáforo, pero con diferencias al borrador presentado: "El documento que se ha aprobado en la Comisión solo incluye los indicadores y niveles de riesgo, sin medida alguna. Esto supone contextualizar los niveles y refleja que lo importante es el altísimo consenso en la necesidad de aprobar un nuevo marco de indicadores porque la situación ha cambiado, ha avanzado y nada tiene que ver con la de más atrás".

Más concretamente, hasta ahora se consideraba riesgo bajo cuando la incidencia acumulada a 14 días está debajo de los 50 casos por 100.000 habitantes, pero con el nuevo semáforo se mantendrá el nivel bajo hasta los 100.

Cuando se supere este número, se entrará en riesgo medio y se mantendrá en esa franja hasta los 300 casos confirmados por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días. Actualmente, la incidencia acumulada en España está en 139 casos. El riesgo alto será cuando la incidencia esté entre 300 y 500 casos por 100.000 habitantes. Por último, todo lo que supere los 500 casos, será considerado riesgo muy grave.

Se aprueba la tercera dosis para mayores de 60 años

La Comisión de Salud Pública ha dado luz verde a administrar una tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19 a la población mayor de 60 años, así como a los trabajadores sanitarios y a aquellos usuarios de centros distintos a las residencias especialmente vulnerables, como los de discapacidad.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado este martes que alrededor de 700.000 personas podrían morir de aquí a marzo por COVID-19 en Europa si se mantiene la actual tendencia de contagio.