cultura 

San Isidro reúne a más de 400 monegrinos en la Cartuja de las Fuentes

Romería de San Isidro a la Cartuja de las Fuentes
Romería de San Isidro a la Cartuja de las Fuentes / J. Blasco

Como cada 15 de mayo la Cartuja de las Fuentes ha acogido la romería en honor al patrón de los agricultores. Una cita que ha reunido a más de 400 personas llegadas de Orillena, Pallaruelo de Monegros, Cantalobos, de Lanaja y Cartuja. Una cita que se lleva realizando desde hace más de 50 años y que este año ha contado con la presencia de parte de la directiva de la SD Huesca con su presidente, Agustín Lasaosa, al frente. 

El oficio religioso ha estado presidido por el obispo de la diócesis de Huesca, Julián Ruiz, donde se ha cantado los tradicionales gozos a la Vírgen. 

Junto a Miguel Gracia, presidente de la DPH, ha estado la vicepresidenta y responsable de Patrimonio, Elisa Sancho, el diputado Joaquín Monesma y representantes de Monegros, entre los que se encontraban los alcaldes de Lanaja y Sariñena, Gerardo Castillo y Francisco Villellas, así como consejeros comarcales, alcaldes pedáneos y concejales de estas localidades

wer
Responsables políticos han presidido la celebración religiosa junto con Agustín Lasaosa  / J. Blasco

Luchando por el patrimonio

Miguel Gracia ha informado del estado de las obras de rehabilitación que “después de haber salvado al conjunto de la ruina y conseguir lo más urgente que era paralizar el deterioro y acabar con las cubiertas de cara a proteger las pinturas, ahora es necesario ofrecer a quienes llegan una zona de recepción y servicios”. Es lo que ha detallado Gracia, hablando ya de la cuarta fase del
proceso de recuperación desde su adquisición que ahora va a estar centrada en el centro de
visitantes de la Cartuja.

La primera fase de estos trabajos se ha adjudicado en los últimos días a la empresa
altoaragonesa Obras y Restauraciones Sagarra por 96.800 euros, con lo que se rehabilitará
cubierta y el alero central. Este edificio que se utilizaba como portería y hospedería consta de
dos plantas, una que era el antiguo comedor y zona de cocina con una gran chimenea, distintas
habitaciones y alcobas y acceso a lo que era una pequeña bodega.

Dado el estado de conservación, se sustituirá la actual por otra de madera y, tal como ya se ha
hecho en otros puntos, se cubrirá con teja similar a la ya existente incluso aprovechando en gran
medida las actuales. Está previsto que la actuación esté terminada en unos dos meses y las
siguientes intervenciones continuarán en el interior y en la dotación de servicios y
equipamientos, a la vez que se lleva a cabo el abastecimiento de agua hasta el conjunto y otras
obras de emergencia que van surgiendo como es el caso de las que se realizan a día de hoy en
el edificio de obediencias cuya techumbre acusa las humedades.

El día de hoy es para Miguel Gracia también “de reconocimiento por las gentes del territorio que
van viendo los avances y cómo se va sacando a la luz toda la materia prima a nivel
arquitectónico y pictórico” que tiene este Bien de Interés Cultural. Gracia va más allá y afirma
que “ahora lo queremos enfocar como motor para la economía de esta zona” y para ello se ha
referido al plan director que se está elaborando donde quedarán definidos usos y actividades en
el conjunto.

Comentarios