SALUD PÚBLICA

Sanidad confirma 18 casos de gastroenteritis que podrían derivar de los vertidos en el río Mascún

Los Agentes de Protección para la Naturaleza han denunciado al Ayuntamiento de Bierge por vertidos ilegales de aguas residuales

Imagen del lugar donde se producen los vertidos.
Imagen del lugar donde se producen los vertidos de la fosa al río Mascún, en Rodellar.

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ha confirmado a esta redacción que se han registrado 18 casos de procesos diarreicos en la zona de Las Almunias de Rodellar, Estos casos pueden estar relacionados con los vertidos ilegales al río Mascún denunciados por los Agentes para la Protección de la Naturaleza. Según informan estas mismas fuentes, los 18 casos se han ido produciendo en los últimos días y se trata de procesos leves.

Según confirman desde Salud Pública del Gobierno de Aragón, estos casos podrían estar relacionados con el consumo de agua de boca contaminada, ya que la captación de agua en las localidades del entorno de Las Almunias de Rodellar se realiza un kilómetro aguas abajo del problema de contaminación denunciado. Sanidad está analizando este episodio.

Los Agentes para la Protección de la Naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón han denunciado en cuatro ocasiones en los últimos cuatro años el vertido de aguas residuales al río Mascún en Rodellar, perteneciente al municipio de Bierge. La última denuncia se ha producido esta semana, al constatarse de nuevo los vertidos ilegales.

Según ha podido saber esta redacción, los vertidos caen al cauce del río Mascún tras sobrepasar los límites de la fosa donde son almacenados hasta su retirada. Según las fuentes consultadas, la falta de limpieza de esta fosa ha provocado que las aguas residuales lleven varias semanas cayendo al cauce, unos vertidos prohibidos por la normativa del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara y la Ley de Aguas y la normativa de Seguridad.

El alcalde de Bierge, Fernando Campo, afirma que no tiene constancia de esta denuncia, aunque reconoce que esta situación “no es nueva y es conocida por las instituciones”. También reconoce que han sido sancionados en anteriores ocasiones. Campo explica que los vertidos se producen por la sobre explotación de una fosa séptica construida en los años 90 para los 90 vecinos de Rodellar. Hoy en día, contando los establecimientos turísticos y los campings, la población en el valle puede llegar a las 2.000 personas.

Por todo ello, según explican desde el Ayuntamiento de Bierge, se trabaja ya en un nuevo proyecto para construir una fosa séptica que pueda dar servicio a la población que reside en el valle en verano. La previsión es que en el próximo mes de septiembre pueda empezar la contratación de las obras de la nueva fosa.

Comentarios