SUCESOS 

Se cierra una semana con 23 rescates en la provincia

Momento de uno de los rescates realizados en por la Guardia Civil
Momento de uno de los rescates realizados en por la Guardia Civil

Efectivos de la Guardia Civil en la provincia de Huesca han realizado a lo largo de esta semana un total de 23 rescates. 14 de ello de lunes a viernes y el resto durante el fin de semana. Rescates de diversa consideración: esguinces, agotamientos, caídas con múltiples golpes y una luxación de hombro.  Las malas condiciones climatológicas que se registraron en el Pirineo durante esta semana propiciaron dos de las intervenciones mas complicadas y largas de los grupos de rescate en la jornada del 13 de julio. . 

wer

Del total de las intervenciones 3 se llevaron a cabo por el GREIM de Boltaña con helicóptero de la Guardia Civil con base en Benasque y médico del 061, la primera intervención fue en los Llanos de Lalarri, donde una vecina de Alcañiz de 25 años sufrió un esguince, la segunda en la zona de Monte Perdido donde dos montañeros de Vitoria de 28 y 30 años tuvieron que ser atendidos por agotamiento en la ruta de las escaleretas y el tercero fue una mujer vecina de Guipúzcoa que fue evacuada desde el Refugio de Goriz con un esguince.

Otras 3 intervenciones se efectuaron por el EREIM de Panticosa, con helicóptero de la Guardia Civil con base en Huesca y médico 061, la primera en el camino entre el Balneario y el refugio de Bachimaña desde donde tuvieron que evacuar a un vecino de Cercedilla (Madrid) con un esguince de tobillo, el segundo aviso se trataba de otra lesión de tobillo en las proximidades del refugio de Bachimaña desde donde evacuaron a una mujer de 52 años vecina de Zamora y en el tercero asistieron a una vecina de Madrid de 55 años que se había caído y tenía contusiones. Todos los evacuados fueron trasladados al hospital de Jaca.

La séptima intervención la efectúo la SEREIM de Jaca en la zona del Castillo de Acher, donde una mujer de 60 años sufrió una caída que le provocó una luxación de hombro, siendo evacuada al Hospital de Jaca.

El domingo se realizó una intervención por parte del EREIM de Panticosa, en la zona de lagos de Arriel tras recibirse aviso de que dos montañeros habrían sufrido lesiones y precisaban de ser evacuados.

Por otra parte, esta pasada semana de entre los 14 rescates realizados por los Grupos de Rescate de la Guardia Civil de la Comandancia de Huesca, cabe destacar los llevados a cabo en la tarde del día 13 de julio por el GREIM de Boltaña.

En el primero de ellos se alertaba de que una barranquista que descendía el rio Yaga en Tella-Sin, había sufrido una fractura de tobillo, dada la mala meteorología existente, con viento muy fuerte en la zona, no se pudo acceder al lugar con el helicóptero, por lo que una patrulla del GREIM de Boltaña se dirigió en vehículo oficial y posteriormente a pie hasta el lugar donde se encontraba la accidentada. Tras inmovilizar la pierna de la herida e introducirla en la camilla, tuvieron que remontar unos 400 metros por el cauce del río para intentar ir por una zona menos compleja y evitar así que la mujer sufriera más dolor debido al movimiento, tras dos horas y media porteando la camilla en el interior del cauce del rio, a través de zonas de caos de bloques de piedra mojada y otras de progresión acuática consiguieron llegar hasta una senda más cómoda para progresar con la camilla, debido a lo largo de la evacuación, otros dos especialistas de montaña se incorporaron al porteo a la altura del final del barranco Concusa, continuando los cuatro a relevos por la senda, con un recorrido de difícil progresión, consiguiendo llegar a la una de la madrugada hasta una zona hasta donde pudo acceder una camilla que evacúo a la herida, una mujer francesa de 50 años hasta el hospital de Barbastro.

El segundo rescate se inició a raíz de una llamada indicando que una mujer se había lesionado un tobillo en la senda del Tozal del Mayo hasta las Clavijas de Carriata, debido igualmente a la mala meteorología una patrulla de GREIM de Boltaña se dirigió en vehículo oficial y posteriormente a pie hasta que sobre las 22’30 horas consiguieron dar con la herida y su acompañante, los cuales tenían hipotermia por el tiempo que llevaban parados en el lugar y dado que había llovido, proporcionándoles los agentes, comida, agua y ropa de abrigo y acondicionando una tienda de campaña para que los montañeros pasaran la noche. A primera hora de la mañana el helicóptero pudo llegar hasta el lugar y mediante un apoyo parcial evacuó a la persona lesionada y la trasladó hasta la pradera de Ordesa donde esperaba una ambulancia, y posteriormente se evacuó a su acompañante ileso hasta el mismo lugar. Se trata de una mujer de 62 años y un varón de 35 años ambos vecinos de Bilbao.