SUCESOS

Sin resultados la búsqueda del joven desaparecido en el río Ésera

Las labores se retomarán este martes a primera hora de la mañana

Desaparecido Ésera 25 junio
Los buzos de los GEAS peinado este lunes el cauce del Ésera

Este lunes las labores de búsqueda del joven grausino I.G.O, de 24 años de edad, que caía el sábado a las aguas del Ésera, tras haber sufrido un accidente con su vehículo, concluían sin resultados a pesar de haberse ampliado el operativo en el que participaban cuatro buzos de los GEAS, varias patrullas de la Guardia Civil y SEISPC de la Comarca de la Ribagorza de los parques de Graus y Benabarre.

Los buzos de la Guardia Civil volvían a peinar el tramo de río, desde el punto en el que el vehículo cayó al agua hasta el puente de Capella, y las zodiac de lo Guardia Civil y de los Bomberos hacían lo propio hasta la cola del pantano de Barasona. También se incorporaba, por la tarde, el helicóptero con base en Benasque para realizar una nueva inspección ocular del embalse.

Tal y como se realizaba el domingo, también este lunes, se buscaba con numerosas inmersiones de los buzos pero también de manera superficial, en las orillas, entre la vegetación con el apoyo de las patrullas de Seguridad Ciudadana y, especialmente, en la conocida como gorga de Los Caballos, aunque el caudal y la poca visibilidad del fondo siguen dificultando las labores de búsqueda.

Trabajos de búsqueda en el Ésera
Desaparecido Ésera 25 junio 2
Este martes continuarán las labores de búsqueda

El domingo se ‘testeó’ con varios sacos con el peso aproximado del joven para ver hacia donde los arrastraban las corrientes. Ese punto se identificó con una boya que, este lunes, no se había movido.

Las labores de búsqueda se retomarán este martes a primera hora con la presencia de cuatro buzos de los GEAS, el SEISPC de la Comarca de la Ribagorza y varias patrullas de la Guardia Civil.

El incidente tenía lugar el sábado alrededor de las 18.20 horas cuando el joven se precipitaba al cauce del Ésera mientras circulaba por una pista que discurre entre la zona polideportiva y el río. Algunos testigos del suceso aseguran haber visto cómo salía despedido del coche que la fuerza del agua arrastró 200 metros más abajo.

La noticia causó una gran conmoción entre los vecinos, puesto que, tanto el joven como su familia son muy conocidos en Graus. La familia, dentro de su dolor, agradece a los vecinos la ayuda que les está prestando en estos momentos.

Comentarios