sociedad

Stepa demanda en las Cortes de Aragón estabilizar a los 17.000 interinos en fraude de ley

El grupo parlamentario de Ciudadanos defenderá la Proposición no de Ley presentada como iniciativa ciudadana

Representantes de STEPA, en las Cortes de Aragón
Representantes de STEPA, en las Cortes de Aragón

El Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras por el Empleo Público de Aragón ha explicado en las Cortes de Aragón su propuesta para dar solución para acabar con el abuso de temporalidad en el sector público mediante la conversión de los afectados en personal "fijo a extinguir", como una solución "legal, justa y a coste cero". El sindicato presentó una Proposición no de Ley defendiendo esta vía, que ya ha asumido Ciudadanos para llevar a debate en el próximo periodo de sesiones.

En Aragón, más de 29.000 trabajadores, el 48% de la plantilla autonómica, tienen contratos temporales y de ellos, 17.000 (el 28,5%) están en abuso de temporalidad al haber superado el límite legal de tres años en su plaza. En el caso de la provincia de Huesca, entre la DGA y otras instituciones, hay 17.000 personas trabajando en esta situación.

El sindicato presentó en junio a la Mesa de las Cortes de Aragón, como iniciativa ciudadana, una Proposición No de Ley que pide a los diputados instar al Gobierno de Aragón a "arbitrar los mecanismos legislativos y las medidas organizativas oportunas para dar una solución excepcional al abuso de temporalidad en la Administración". Así se pide publicar un inventario de personas en situación de abuso, excluir sus puestos de las ofertas de empleo y reconocer su derecho a permanecer en su plaza como "fijos a extinguir", con el mismo régimen de estabilidad que rige para funcionarios o laborales fijos. Estos puntos quedarían recogidos en una nueva Disposición Transitoria de la Ley de Ordenación de la Función Pública de la Comunidad Autónoma de Aragón.

STEPA ha destacado su pleno apoyo al objetivo del Gobierno de bajar la temporalidad en las distintas administraciones al 8%, pero ha remarcado que los tribunales europeos ya han reiterado que las oposiciones para convertir las plazas temporales en fijas no son suficientes, ya que no garantizan una compensación a las víctimas del abuso de temporalidad ni suponen una sanción para los responsables de incumplir la norma que obliga a cubrir las plazas estructurales con personal fijo y no atenderlas con personal temporal por más de tres años.