resumen 2020

Adiós a 2020, el año en el que la covid paró todo

En total en la provincia desde el comienzo de la pandemia han fallecido 393 personas y se han notificado 13.483 contagios por coronavirus

Los tiempos del confinamiento dejaron imágenes impactantes de la ciudad vacía
Los tiempos del confinamiento dejaron imágenes impactantes de la ciudad vacía

El resumen del año 2020 viene marcado por todas las afecciones que a diferentes niveles ha tenido el coronavirus, con el cierre total desde marzo hasta el inicio de mayo y una progresiva apertura en los meses siguientes, para después volver a un endurecimiento de las restricciones conforme repuntaban los casos. Días marcados por los aplausos en los balcones a las ocho de la tarde, por los arcoíris del “todo irá bien”, por la preocupación y por la esperanza de superar esta situación, que ha llegado justo a finales de este año con las primeras vacunaciones.

Las residencias de ancianos fueron en un principio los lugares en los que más se cebó el virus provocando los brotes más importantes y el fallecimiento de personas mayores. En total en la provincia han fallecido 393 personas y se han notificado 13.483 contagios.

En la retina, imágenes del 14 de marzo, día en el que se decretó el estado de alarma, con los supermercados llenos, largas filas para entrar y compras masivas de papel higiénico. Todavía con mucha incertidumbre de lo que estaba pasando en realidad.

Silencio en unas calles vacías que mostraban estampas hasta ahora nunca vistas llamaban la atención en momentos en los que solamente los servicios básicos podían pisar las calles. Nuevas rutinas en casa y la implementación del teletrabajo, también han sido protagonistas de este año que dejamos atrás.

Días en los que la sanidad se ha visto al límite, comenzando una pandemia sin los equipos de protección pertinentes. Mostrando la importancia que tiene un sector público en su atención al ciudadano y lo importante que es contar con todos los medios necesarios, tras años de recortes. Hospitales y centros sanitarios que han vivido situaciones que no se habían visto hasta la fecha, llegado al límite, con sus servicios saturados.

El cierre de los colegios desde marzo hasta septiembre ha sido otra de las afecciones que ha dejado el virus, aunque el nuevo curso, con importantes medidas para los más pequeños, ha hecho que las clases se pudieran retomar con normalidad, ahora en Secundaria y Bachillerato esperan poder incorporarse de manera presencial a comienzos de 2021.

Un año sin prácticamente actividad y la poca que se pudo hacer con restricciones importantes en los aforos. Sin fiestas, sin festivales, sin conciertos, sin público en los estadios deportivos… y con unas afecciones económicas, sin precedentes, en diferentes sectores que han salido a la calle para reivindicarse y quejarse ante unas restricciones que consideran demasiado duras.

La llegada de la vacuna a finales de diciembre ha generado algo de esperanza, la luz al final de un túnel aunque los sanitarios siguen insistiendo en su mensaje de responsabilidad individual y de que todavía quedan meses muy duros por delante en el inicio de 2021.