POLÍTICA

Teruel Existe y el 'no' de Oramas destacan en el  debate de investidura de Pedro Sánchez

El debate de investidura continúa este domingo, con la comparecencia del grupo mixto y la primera votación del candidato socialista

Pedro Sánchez investidura 4-1-20
Pedro Sánchez, en el debate de investidura./ PSOE TWITTER

Teruel ha estado más presente que nunca en la primera jornada del debate de investidura de Pedro Sánchez. "Estamos siendo sometidos a una presión tremenda, desde los medios y redes sociales e inclusio llenando de pinturas mi pueblo, mi comarca y mi región". Así de contundente era la denuncia que el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, hacía durante su intervención en el debate de investidura en el Congreso. Tras aludir a que durante décadas el Estado solo ha visto en esta provincia aragonesa un territorio de emigrantes con unos recursos que "ha expoliado y explotado", Guitarte ha pedido un "respeto" para los turolenses y su capacidad para decidir sobre "su futuro", tal y como informa Heraldo.es.

"Teruel Existe es un movimiento ciudadano, somos gente normal y de la calle. Esta mañana me he sentido avergonzado de ver los términos y la dureza con la que se hablaba aquí", continuaba el representante turolense para, a continuación, insistir en que esta no es la España que quiere su agrupación electoral y hacer un llamamiento al diálogo.

El discurso de Sánchez estaba marcado por el desarrollo de su programa de Gobierno con Podemos, especialmente incidiendo en los temas de fiscalidad, agenda verde, feminismo y la derogación parcial de la reforma laboral. 

El líder de la oposición, Pablo Casado, se mostraba muy duro en su discurso y amenazaba con llevar a los tribunales al presidente en funciones si no destituye a Torra. 

Por su parte, Pablo Iglesias, principal socio de gobierno de Sánchez si sale adelante la investidura, cerraba filas con el candidato socialista y expresaba desde la tribuna: "Ojalá seamos dignos del acuerdo alcanzado con el PSOE".

Abascal, líder de Vox, se enzarzaba con el candidato socialista en una amalgama de reproches e insultos, pero de escaso contenido programático.

Desde Ciudadanos, su portavoz, Inés Arrimadas, insistía en la idea de que Sánchez “tenía alternativas” a los socios de Gobierno que ha elegido el PSOE y le acusaba de "humillarse" ante ERC.

Comentarios