medio ambiente

Torla contará con la primera depuradora pública en el Valle del Ara

El proyecto de la EDAR contempla soportar una carga contaminante de 2.500 habitantes equivalentes

Torla
Torla contará con la primera depuradora pública en el Valle del Ara.

El Instituto Aragonés del Agua ha sacado a información pública, el proyecto y adenda para la construcción y puesta en funcionamiento de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Torla, valorado en 2.766.253 de euros. La ejecución de la obra está prevista que se inicie en 2021, con un plazo de ejecución de 22 meses, que se dividen en 10 meses de obra y 12 de explotación inicial.

El proyecto de la depuradora de Torla contempla soportar una carga contaminante de 2.500 habitantes equivalentes, incluidos además de los vertidos de la red municipal, otros vertidos como los del Centro de Visitantes del Parque Nacional de Ordesa, y la zona del Hotel Ordesa donde también se recogen los vertidos de una urbanización privada. Se trata de la primera EDAR pública del Valle del Ara.

La tecnología a aplicar consiste en dos líneas de reactores bilógicos aireados, tecnología potente y robusta que minimiza el espacio físico a ocupar.

Todas las instalaciones, incluidos los reactores biológicos, están confinadas en una nave de unos 500 m2, insonorizada y desodorizada, con acabados exteriores cuidadosamente elegidos para que quede completamente integrada en el entorno. Su ubicación también se ha estudiado detenidamente, utilizando unas pequeñas parcelas a pie de camino, rodeadas de vegetación natural que se respetará, para mantener el entorno natural existente después de la construcción.

Otra cuestión importante, es el estudio minucioso del trazado de los dos ramales de colectores que recogen las aguas residuales, diseñados para funcionar por gravedad, evitando estaciones de bombeo que minimizan costes de explotación y ahorran energía.

La de Torla es una de las 19 depuradoras del Pirineo que por su tamaño –más de 1.000 habitantes equivalentes-, el Gobierno de Aragón ejecutará de manera directa después de que en 2018 decidiera rescindir los contratos concesionales y adecuar los proyectos a las necesidades de cada municipio.

El presupuesto total que el Ejecutivo autonómico destinará a la ejecución directa en el Pirineo asciende a 74,26 millones de euros. Ya están adjudicadas las dos primeras plantas, las de Sallent de Gállego-Formigal y Ansó. También se ha previsto consignación presupuestaria para poder licitar en 2020 la construcción de las plantas de depuración de Benasque, Torla, Canfranc- Estación y Panticosa (en este caso aglutina 5 enclaves Panticosa, El Pueyo de Jaca, Escarrilla, Tramacastilla y Sandiniés).

Además, se avanza en la redacción de los proyectos de las depuradoras que se licitarán a partir de 2021: Aínsa, Boltaña, Villanúa, Castiello de Jaca, Canfranc- Pueblo, Piedrafita de Jaca, Fiscal, Broto- Oto, Cerler, Candanchú y Bielsa.

Asimismo, esta puesta en marcha una línea de subvenciones para los municipios de menor tamaño y cuya última convocatoria se publicó a finales de 2019 con una dotación de 7 millones de euros y cuya resolución provisional ha sido recientemente publicada resultando beneficiarias 17 actuaciones correspondientes a 13 municipios.

Estas convocatorias se articulan a través del programa de subvenciones por valor de 46,30 millones de euros puesto en marcha por el Gobierno de Aragón para el periodo 2019-2026.