educación

Tres colegios de la provincia aprueban sus proyectos de tiempos escolares para el próximo curso

Los proyectos aprobados no suponen perjuicio para la organización familiar, puesto que los centros tienen la obligación de mantener el horario actual

Material escolar
Los colegios con nuevos tiempos escolares en la provincia están en Chalamera, Sabiñánigo y Tamarite de Litera


El Boletín Oficial de Aragón publica este jueves la aprobación de un total de 26 proyectos de tiempos escolares ligados a propuestas de innovación, que se implantarán el próximo curso 2019-2020 en Aragón. De ellos, tres pertenecen a otros tantos centros de la provincia de Huesca. Este es el resultado de la cuarta convocatoria de un proceso para el que el Departamento de Educación recibió este año 48 peticiones.

Por provincias, en la de Huesca se aprobaron 3 proyectos de los 5 que lo solicitaron. Son el CEIP Ramón J. Sender, de Chalamera, el CEIP Puente Sardas de Sabiñánigo, y el CEIP San Miguel de Tamarite de Litera. Además en Zaragoza se han aprobado 17 de los 35 proyectos presentados, y en Teruel, 6 de los 8 que optaron a los nuevos tiempos escolares. Estos 26 proyectos se sumarán a los 233 que están ya en marcha (79 comenzaron el curso 2016-2017, 92 en el 2017-2018 y 62 en el presente curso).

El Departamento de Educación recuerda que los proyectos aprobados no suponen en ningún caso un perjuicio para la organización familiar, puesto que los centros tienen la obligación de mantener el horario actual. Es decir, seguirán abriendo y cerrando a la misma hora, pero tendrán una distribución distinta de sus clases. Los alumnos estarán en todo el periodo lectivo atendidos por profesores y no supondrá ningún coste ni para las familias ni para la Administración.

Los proyectos validados se implantarán el próximo curso y el Departamento de Educación hará un seguimiento para evaluarlos. Los centros deberán constituir una comisión en la que participen representantes del claustro, la ampa, personal no docente del centro y personal contratado para la vigilancia y atención del alumnado del servicio de comedor si el centro lo ofertara. Esta comisión elaborará a final de cada curso un informe que recoja una evaluación sobre el funcionamiento y resultados del proyecto implantado. Se estudiarán cuestiones como si ha variado la matriculación de alumnado, los usuarios de transporte y comedor, el rendimiento escolar, la convivencia en el centro, así como las actividades innovadoras desarrolladas en periodo lectivo y el nivel de satisfacción de la comunidad educativa, entre otros aspectos.

La Administración, a través de la Inspección Educativa, velará por el correcto desarrollo del proyecto de organización de tiempos escolares y comprobará criterios como los antes citados. Educación podrá revocar la autorización concedida a los centros si detecta incumplimiento reiterado de la normativa vigente, no implantación de las sugerencias de mejora recibidas o el centro deja de cumplir los requisitos que garantizan la continuidad del proyecto.

Por su parte, los centros cuyos proyectos no hayan sido validados porque incumplían criterios de la convocatoria o porque no han obtenido el voto favorable de los 2/3 del Claustro o de 2/3 del Consejo Escolar podrán presentarse si lo consideran a la convocatoria del próximo curso. Aquellos centros que no hayan conseguido el 55% del voto del censo de familias deberán esperar a la convocatoria de dentro de dos cursos.

Comentarios