fruta

UAGA se muestra optimista con la campaña de fruta, con menos cantidad y mejores precios

Piden que no se estigmatice al sector, como culpable de los rebrotes del coronavirus

Frutales en Fraga - albaricoque - fruta
Recogida del albaricoque en la zona de Fraga


A menos de un mes para acabar la campaña de recogida de la fruta en el Bajo Cinca se estima que la producción baje un 15% en comparación con el año pasado. Esto puede repercutir en los precios, que desde la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA, prevén que se van a subir con respecto a 2019. Este año la campaña de la recogida de la fruta va a acabar 15 días antes de lo habitual. La calidad de la fruta es mejor que a comienzos de la temporada, pero hay menos producción que otros veranos.

El final de la campaña va a depender del tiempo. El responsable de fruta de UAGA, Óscar Moret indica que será condicionante la piedra que ha caído, y que ha supuesto que haya habido que hacer finalmente menos aclareo en los árboles, lo que se ha traducido en una menos cosecha y menor trabajo en los campos.

En cuanto a los precios Moret apunta que se ven mejores precios que el año pasado, con una baja producción. Se calcula que se están consiguiendo entre 6 y 10 céntimos más por kilo en el campo con respecto al año pasado. Aun así creen que el precio debería ser todavía más elevado, debido a esa baja producción que hay y sus costes. En todo caso, hay optimismo tras años complicados para los empresarios de la fruta.

Por el contrario, el sector de recogida de la fruta está molesto porque son los grandes señalados de los rebrotes que está habiendo estas últimas semanas. Y aseguran que, a corto plazo, los efectos de la pandemia no van a afectar a las ventas porque hay menos kilos que otros años.

El pasado viernes el Gobierno de Aragón publicó una orden que obliga a los agricultores a comunicarles las próximas contrataciones antes del final de esta campaña y a interesarse en el transporte y alojamiento de los temporeros. Desde UAGA quieren ayudar a mejorar la situación, pero critican que no se les informase antes de publicar la orden. No se pueden negar a rellenarla, porque tampoco fueron partícipes de la decisión Creen que todo lo que contribuya a tener una seguridad sanitaria en el sector no se pueden negar, aunque les complique un poco más su trabajo.

Sin embargo, a Óscar Moret no le gusta que esto sirva para señalarles como culpables de los rebrotes en Aragón. Cree que cuando se pone el foco en un sector sobre determinados comportamientos, se acaba culpando a quien lo está haciendo bien. Por ello, son conscientes de que tienen que ser muy escrupulosos ya que creen que no se puede estigmatizar a los temporeros, puesto que esto acaba produciendo otras connotaciones sociales, que no desean.

El responsable de fruta de UAGA considera que la manera de acabar con el problema es movilizar dinero público y privado, ya que los ayuntamientos pequeños no pueden hacer frente a estas situaciones.

Comentarios