jaca

Un centenar de agentes velarán por la seguridad del Primer Viernes de Mayo de Jaca

La Junta de Seguridad Local de Jaca tiene listo el operativo para el Primer Viernes de Mayo

Momento del canto del himno
Primer Viernes de Mayo

La Fiesta del Primer Viernes de Mayo congrega en la localidad de miles de jacetanos y visitantes. Este año está previsto que cerca de 100 efectivos policiales y de la guardia civil, un número similar a otros años, controlen tanto los accesos como el desarrollo de la fiesta. Las aglomeraciones, prever un posible escenario de evacuación o los controles de alcohol y drogas son los puntos más destacados en el dispositivo.

Este lunes día 29 tenía lugar la Junta de Seguridad Local en la que se coordina la labor de todos los cuerpos de seguridad. Responsables de la Guardia Civil, Policía Local y Nacional asistían a la esta reunión junto a la subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco, el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, y el delegado del Gobierno de Aragón en Huesca, José Luis Abad. Continúan las medidas de seguridad propias de la actual alerta antiterrorista y es en ese escenario en el que se plantean las acciones y mecanismos de prevención y seguridad para actos multitudinarios como es el caso de la fiesta del Primer Viernes de Mayo que se celebra en Jaca el próximo día 3.

Las medidas y mecanismos de seguridad se refuerzan en cuanto a las posibles aglomeraciones de gente en la calle y en lugares abiertos o públicos. Las acciones irán dirigidas, sobre todo, a hacer hincapié en el control preventivo para que se cumplan los aforos permitidos en los establecimientos de ocio y que se vigile el acceso de menores, así como un exhaustivo control sobre el consumo de alcohol de menores. Las novedades radicarán, según acordó la Junta Local de Seguridad celebrada en el Palacio de Congresos, en el refuerzo de las medidas que se tomarán en la calle ante la concentración y afluencia masiva de público durante el canto del Himno y el saludo de banderas en la plaza de la Catedral, así como durante el desfile por todo su recorrido. Además, se intensificará la vigilancia en el Llano de la Victoria.

Se ha establecido la correspondiente atención por parte del servicio de emergencias 112 para quienes puedan resultar afectados por el consumo de alcohol u otras incidencias. Además, para paliar los efectos de la ingesta de alcohol, se distribuirán en las inmediaciones del cementerio chocolate con churros, bocadillos y agua.

La Guardia Civil establecerá controles con vehículos en los accesos por carretera y la Policía Local y Nacional se encarga del control en las calles de la ciudad.

La subdelegada y el alcalde destacaron el alto nivel de colaboración entre los distintos cuerpos: policía local, nacional, guardia civil y policía adscrita a Aragón.

Acciones preventivas
En cuanto a la campaña específica de prevención que se planifica desde los departamentos de Acción Social, se han organizado charlas preventivas dirigidas a jóvenes en colegios e institutos. En el caso de los adolescentes también se han realizado actos para explicar las normas de convivencia y, sobre todo, incidiendo en que no se puede beber porque son menores y la ley lo prohíbe.
También se han enviado cartas informativas a los establecimientos de alimentación que venden bebidas alcohólicas para que tengan en cuenta que la venta a menores está prohibida, y a las asociaciones de padres explicando todas las medidas que se han tomado.

Comentarios