jaca

Un gran acto para un momento excepcional, la inauguración del órgano restaurado de la catedral

Tras más de un año de trabajo y 321.000 euros donados por el empresario César Alierta, el órgano de Jaca volverá a sonar

Órgano de la catedral de Jaca. Fotos de Antonio García Omedes
Órgano de la catedral de Jaca. Fotos de Antonio García Omedes
Órgano de la catedral de Jaca. Fotos de Antonio García Omedes
Órgano de la catedral de Jaca. Fotos de Antonio García Omedes
Órgano de la catedral de Jaca. Fotos de Antonio García Omedes
Órgano de la catedral de Jaca. Fotos de Antonio García Omedes
Órgano de la catedral de Jaca. Fotos de Antonio García Omedes
Órgano de la catedral de Jaca. Fotos de Antonio García Omedes

El próximo sábado, 25 de agosto, la catedral de Jaca presenta a toda la sociedad su órgano recientemente restaurado. El de Jaca es un emblema de la organería romántica española. Hacía más de una década que su estado precisaba labores de rehabilitación. En 2006 la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón encargó un proyecto de restauración que finalmente quedó sin presupuesto. Durante estos años hubo pequeñas intervenciones hasta que en abril del 2017, explica en su nota el cabildo catedral, “se produce el milagro”: el empresario César Alierta Izuel, cuya familia procede de la Jacetania, se ofreció a financiar la restauración, presupuestada en 321.388 euros.

Concierto y conferencia para el acto de inauguración
El sábado 25 de agosto a las 20’30 horas tiene lugar el acto de inauguración, que contará con una prolija explicación sobre la longeva historia del órgano y su actual proceso de restauración, a cargo de Jesús Gonzalo López, responsable del proyecto de restauración, y la del maestro organero Federico Acitores Cabezudo. Tras el rito de bendición por parte del obispo de la Diócesis, Julián Ruiz, el organista Jesús Gonzalo López ofrecerá un concierto. Se prevé una nutrida representación institucional local y autonómica, tanto eclesiástica como civil, además de numeroso público.

Una historia que se retrotrae al siglo XV
El actual data de 1857, una época de la que abundan instrumentos construidos por maestros belgas, franceses o suizos, pero el caso de Jaca es excepcional y, construido por Hermenegildo Gómez, se entiende por los expertos como modelo para la escuela de organería española. Pero tuvo predecesores desde 1467. La actual caja data del 1500. El maestro organista burgalés lo reformó para adaptarlo al estilo romántico de la época y en 1907 fueron añadidos otros registros. En 1919 se trasladó al lugar actual, presidiendo el altar, un lugar poco usual para un órgano. El recientemente restaurado es de estética romántica, que tanto escasean en Aragón, pues la mayoría del patrimonio organístico de esta tierra es de la época barroca (ss.XVII-XVIII).
Su espíritu romántico sigue hoy latente, como muy bien podrá escuchar el oyente que acuda a la catedral el 25 de agosto, con un repertorio inusual, propio del momento en el que se construye este órgano.

Restaurado por el maestro organero Federico Acitores Cabezudo
La donación particular de César Alierta impulsa que, en junio de 2017, se retome el proyecto de restauración realizado por Jesús Gonzalo diez años antes. Se adjudicó la obra a la empresa AcitoresOrganería y Arte S. L., con taller en Torquemada (Palencia), bajo la dirección del maestro organero Federico Acitores Cabezudo, de constatado y reconocido prestigio. Durante el período de restauración del órgano de la catedral de Jaca, Federico Acitores realiza también diversas restauraciones como en la catedral de Vigo, Granada o en órganos históricos de Portugal.
La donación de César Alierta quedará plasmada para la posteridad en memoria de sus abuelos maternos, “D. Mariano Izuel Barba y D.ª Francisca Labat Murillo, grandes entusiastas de la catedral de Jaca y de su órgano”, como figurará en una placa conmemorativa.

El órgano de la catedral de Jaca: emblema de la organería romántica española
Mediado el siglo XIX, firmado el Concordato Iglesia-Estado de 1851, la iglesia católica española, tras décadas de constricción por la situación política, económica y social, desamortizaciones de por medio, toma aliento e inicia un nuevo período de inversión en sus bienes muebles. Pero en España, el arte de la organería se extingue poco a poco durante esta primera mitad del siglo, surgiendo una corriente de influencia europea que sembrará de órganos franceses, belgas, suizos, etcétera, el norte de España y las muchas iglesias y conventos de las capitales de provincia.
En este momento, Hermenegildo Gómez, de origen burgalés y asentado en Tafalla (Navarra), construye el órgano de la catedral de Jaca, entregando la obra al cabildo catedral en 1860, proponiendo un modelo instrumental “moderno” que participa en buena parte de los avances de la organería europea pero que es puramente de concepción “ibérica”, ofreciendo así un modelo que se propone como prototipo de nuestra olvidada organería romántica “castiza”, escuela que no llegó a desarrollar frente a la rápida expansión de la organería de allende los Pirineos.

A futuro se preparan más conciertos, un libro y un cedé
La restauración del órgano de la catedral de Jaca se ha entendido siempre por sus impulsores como un servicio a la sociedad. De esta forma consideran que su conexión debe tener continuidad y hacer partícipes a los diversos ámbitos profesionales y sociales a los que afecta, como el de la investigación, la difusión a los melómanos, los conciertos, etcétera, además de tener presencia sonora diaria en la catedral a través del culto, “principal objetivo desde su concepción”, explica el cabildo catedralicio.
A este fin, explican, “se encarga al organista e investigador Jesús Gonzalo la coordinación para la confección de un libro en el que se conjugue la investigación y la difusión, acompañado por un amplio material fotográfico. El diseño se encarga a Semprini Ediciones, cuyo responsable es el aragonés David Navarro, actualmente residente en Polonia, siendo encargado de la fotografía el oscense Antonio García Omedes, académico numerario de la Academia de Bellas Artes de San Luis de Zaragoza. Jesús Gonzalo firma el libro y se encarga del Estudio Histórico, quien lo dedica al profesor Guillermo Fatás, contando con la colaboración en dos capítulos del canónigo organista Domingo-Jesús Lizalde, quien reúne cientos de datos del archivo catedralicio, y del maestro organero encargado de la restauración, Federico Acitores, ofreciendo el resultado final de alta calidad que aporta gran riqueza al panorama editorial artístico musical español.”
Al libro acompañará también un cedé bajo el título La escuela romántica española para órgano (1853-1909). “Recoge por primera vez en una empresa discográfica una visión de esta época, hasta hoy, nos atrevemos a decir, prácticamente desconocida para el público en general. El encargo de hacer sonar el monumental órgano de la catedral de Jaca en este cedé será de nuevo el organista e investigador Jesús Gonzalo, reconocido experto en el tema, que lleva lustros dedicado al estudio del órgano ibérico y su repertorio: ambas ediciones, libro y cedé, editados por el cabildo de la catedral de Jaca, se presentarán en la catedral de Jaca en el próximo mes de diciembre”.
El objetivo es usarlo para más conciertos. Para este año esta revisto que se puedan realizar varios: uno del cheso Luis Pedro Braviz, otro del organista del Pilar de Zaragoza y un concierto de Navidad. Para el próximo año se quiere ofrecer este órgano al Festival Camino de Santiago, para que se puedan celebrar algún concierto de este festival.

Comentarios