sociedad

Un grupo de personas con autismo celebraba su Día Internacional en Astún

Usuarios del refugio Montagnard, en el valle francés del Aspe, disfrutaban de un día de esquí y montaña

refugio Montagnard autismo Astún
Usuarios del refugio Montagnard, preparados para una jornada de esquí alpino

Los espacios naturales y los deportes de invierno pueden ser una buena terapia para las personas con autismo. Bajo esta premisa un grupo de personas con autismo del vecino valle francés del Aspe visitaban este martes las cumbres de la estación de Astún. Se trata de un colectivo de usuarios del refugio hospitalizado de Abri Montagnard, ubicado en Osse, en Aspe, y la estación de Astún ha querido invitarlos para celebrar el Día Internacional de Concienciación sobre el Autismo.

El autismo afecta a 1 de cada 100 personas en Europa. En España, aproximadamente 50.000 niños en edad escolar son autistas. Gracias a la lucha de distintos colectivos del país se han realizado muchas mejoras en la vida de las personas con autismo, en particular el aumento de la capacidad de las instituciones especializadas y la diversificación de Métodos de atención y detección precoz. Pero la solidaridad no tiene fronteras y desde la estación de Astún se invitaba a sus vecinos franceses con el convencimiento de que los espacios naturales y los deportes de invierno una buena terapia. “Debido a sus diferentes formas de ver y sentir su entorno, las personas con autismo viven el mundo de manera diferente. Las montañas, la nieve, el esquí, la contemplación de las cumbres nevadas ... son buenas y nuevas experiencias para ellos”, explican desde la organización de esta cita. De esta forma este colectivo autista han probado la experiencia del esquí alpino y han subido en telesilla para observar el panorama en el pico del Midi de Ossau, donde han almorzado. “Una aportación simbólica que pretende contribuir a sensibilizar a un máximo de actores en torno a esta causa y promover la integración de este colectivo en la sociedad.”, explican desde Astún.

Cinta de arrastre en Astún
Cinta de arrastre en Astún

Un refugio para apoyar a jóvenes autistas al otro lado de la frontera
Ubicado en el corazón del valle de Aspe, en el pueblo de Osse en Aspe, cerca de Astún, el Refugio Montagnard celebró los cuarenta años de su creación en 2018, un aniversario que destaca su compromiso durante décadas en el cuidado de Autismo para adultos. Este martes varios de sus componentes disfrutaban de un gran día en la estación de Astún.

Comentarios