sucesos 

Sabiñánigo vive dos horas de alarma por la nube tóxica de una fábrica de cloro

Un accidente en las naves de Orache Desinfection obligó a confinar a toda la población. Tres personas fueron atendidas por afección respiratoria leve

una nube tóxica cubre todo Sabiñánigo
La reacción química provocaba un incendio y una gran nube tóxica en las instalaciones de Orache en Sabiñánigo

Pasadas las siete de la tarde se originaba un accidente en un mezclador de cloro en la planta de Orache Desinfection, con sede en Sabiñánigo, que motivaba la puesta en marcha del operativo de prevención de accidentes químicos y se decretaba el confinamiento de la población hasta que la alarma finalizaba hacia las 21.30 horas. La reacción química y el posterior incendio en la factoría, que fabrica pastillas de productos desinfectantes, provocaba afecciones respiratorias leves a tres personas, dos de las cuales fueron trasladadas al Hospital de Jaca y posteriormente dadas de alta y otra, al Hospital San Jorge de Huesca. Su estado no reviste gravedad.

La reacción química registrada, que provocaba un incendio y la posterior nube de cloro, desataba la alarma en la capital serrablesa y se procedía al toque de sirenas para alertar de la población y la emisora local, Radio Sabiñánigo (SER), difundía el aviso a los vecinos para que cerraran ventanas y balcones y se quedaran en sus domicilios confinados por precaución.

La concejala de medioambiente, Teresa Iglesias, indicaba desde lugar del suceso que la situación estaba "controlada desde el primer momento" y que se establecía "el operativo para este tipo de situaciones, con una buena reacción de la ciudadanía en el momento en que se ha puesto en marcha".

wer
Imagen captada del vídeo de la nube tóxica

El 112 Aragón activaba a los servicios de Bomberos de Alto Gállego, Jacetania, Hoya de Huesca y Ayuntamiento de Zaragoza; Policía Local de Sabiñánigo; Guardia Civil, 061 Aragón y a las Agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil de Alto Gállego y Jacetania, a los que agradecía "su profesionalidad y actuación" la alcaldesa, Berta Fernández, que ha estado centrada en todo momento en cómo se realizaban las operaciones para controlar la situación.

Por precaución, se cerraban "el polígono industrial , durante unas horas, sin especificar el tiempo hasta que lo determinarán los responsables técnicos". Sí que preocupaba si podrían verse afectadas “ las zonas donde estaban almacenados miles de kilos de cloro", añadía la máxima responsable municipal. También se suspendía por precaución la circulación por las carreteras próximas a Sabiñánigo hasta que la nube tóxica se disipaba y las sirenas volvían a sonar en señal de que el peligro había pasado.

La empresa Orache Desinfection había multiplicado su actividad en los últimas semanas, incluso sábados y domingos, para fabricar pastillas desinfectantes destinadas a la limpieza de espacios en medio de la pandemia de coronavirus que se está viviendo en España y en el resto del mundo.


Comentarios