SUCESOS

Un montañero belga muere en la 'Escupidera' de Monte Perdido

Un joven de 31 años que realizaba una travesía en un grupo de siete personas sufría un resbalón en la nieve y se precipitaba 100 metros

Escupidera
Zona donde se produjo el suceso mortal.

Un montañero belga de 31 años de edad perdía la vida este jueves en un accidente durante el ascenso al Monte Perdido en la zona de 'La Escupidera' en un grupo con otras siete personas. Sufría un resbalón en la nieve y se precipitaba unos 100 metros por un cortado. La Guardia Civil recibía el aviso a las 11:30 horas y se desplazaban al lugar del suceso el personal de la Unidad Aerea de Huesca con Greim de Boltaña y médico del 061. 

Localizaban al montañero a unos 3.000 metros de altitud. El helicóptero tenía que volar al límite del rendimiento de su motor debido al viento que azotaba con fuerza en la zona. Fueron necesarios varios intentos para poder dejar a los especialistas y al médico en la zona. Una vez que los pilotos habían conseguido realizar un apoyo parcial, los especialistas y el médico llegaban hasta la víctima del suceso. El médico, tras examinarlo únicamente ha podido confirmar su fallecimiento.

Desde la Guardia Civil se informaban de que el fallecido de 31 años se encontraba realizando la actividad con otras siete personas equipadas con crampones y piolet. El fallecido sufría un resbalón en la nieve y se precipitaba unos 100 metros en la zona de la 'Escupidera' de Monte Perdido.

La Escupidera

Es el punto negro por excelencia del Pirineo, el lugar donde más personas han muerto en los últimos años.El nombre de ‘Escupidera’ se debe precisamente a que, pese a ser un embudo, es una ladera inclinada hacia la izquierda y ‘escupe’ a los excursionistas hacia un precipicio de entre 100 y 150 metros con lo que las caídas son siempre mortales. De hecho, en las últimas décadas se han contabilizado medio centenar de accidentes con fallecidos según explicaba en su día la Guardia Civil . Desde el año 92 han sido 11 muertos y varios accidentes

Los expertos consultados por Radio Huesca-Ondas Blancas explican que  "va mucha gente al Monte Perdido durante todo el año y la gran mayoría de los accidentes terminan en muerte". Tan solo dos o tres personas se han librado de la muerte al caer por el precipicio en los últimos 30 años y todos quedaron parapléjicos.

La mayor parte de las muertes de La Escupidera se producen bajando."Están terminando la actividad, cansados y pierden reflejos. Se despistan y caen al vacío", dicen los expertos.

Comentarios