COMUNICACIONES

Un rodeo de cinco horas para llevar mercancías peligrosas de Huesca a Sabiñánigo

El corte del Monrepós incrementa los costes para las empresas de transportes especiales, las que trasladan desde carburantes a un simple espray

El puente del pantano de La Peña es uno de los puntos más complicados del trayecto. En teoría, los camiones tienen que pasar en solitario / Rafael Gobantes
El puente del pantano de La Peña es uno de los puntos más complicados del trayecto. En teoría, los camiones tienen que pasar en solitario / Rafael Gobantes 

Si ya es complicado tras el corte del Monrepós el viaje normal de Huesca al Pirineo, más lo es el transportar una mercancía peligrosa entre la capital de la provincia y la del Serrablo. Las mercancías ADR, o peligrosas, entre las que figuran los esprays domésticos, se ven obligadas a realizar un rodeo que quintuplica los kilómetros y el tiempo de trayecto. Es lo que indica Fernando Callizo, transportista y presidente de CEOE-Aragón. Un espray de laca para el pelo, según la normativa europea considerado mercancía peligrosa, partiendo de Huesca tiene que ir a Zaragoza, pasar por Pamplona y después por Jaca, para llegar a Sabiñánigo. En total, un viaje de cinco horas, cuando lo normal suele ser emplear menos de una hora en los 50 kilómetros que separan ambas poblaciones.

Callizo, además, recuerda que la alternativa al puerto de Monrepós es la A-132, una carretera con desprendimientos permanentes y con un puente, el de la Peña, en el que hay restricciones de peso y tráfico. En concreto, cuando pasa un camión por dicho puente, por seguridad, no puede pasar ningún otro vehículo, situación que, según Callizo, puede provocar numerosas retenciones,

El presiente de los empresarios aragoneses pide que, además de gestionar la urgencia, las administración autonómica se tome muy en serio la mejora de la A-132, para que pase a ser una alternativa segura al puerto de Monrepós.

Comentarios