turismo

"Una experiencia animal" une a la cueva de Las Güixas, la Ciudadela y el Parc d'Ours de Borce

Una campaña informativa conjunta para animar a los visitantes amantes de los animales

“Una experiencia animal”
Yolanda Palomo, dirctora de la cueva de Las Güixas, y Roberto Bazo, responsable de  Ecociudadela

Esta Semana Santa se ha puesto en marcha la campaña “Una experiencia animal”, en la que se promocionan de manera conjunta la cueva de Las Güixas de Villanúa, el programa Ecociudadela de la Ciudadela de Jaca y el Parc d'Ours de Borce, en el Valle de Aspe. El objetivo de la misma es dar a conocer estos tres espacios turísticos de la Comarca de La Jacetania y de la región francesa del Alto Bearn, a través de la fauna significativa de cada lugar, para animar a los amantes de los animales a conocer los tres diferentes entornos a través de su fauna característica.

La iniciativa nace a raíz del proyecto “Inturpyr” y sus intercambios entre profesionales del sector turístico, “Eductours”, que impulsa la Asociación Turíctica Valle del Aragón (ATVA), para generar un Destino Único Transfronterizo en los Pirineos Centrales, creando acuerdos de comercialización de experiencias turísticas conjuntas en en el valle del Aragón y Alto Bearn, más concretamente el valle del Aspe.

“Una Experiencia Animal” es la primera experiencia de Inturpyr que cristaliza y en la que se unen tres espacios turísticos, muy representativos de cada territorio, a través de los animales más significativos de cada lugar: los murciélagos en la cueva de Las Güixas de Villanúa, el ciervo en la Ciudadela de Jaca y el oso en el Parque de Borce. El objetivo de la campaña es dar a conocer de manera conjunta los tres espacios, y sus actividades, a los visitantes de ambas vertientes del Pirineo, creando un destino único tranfronterizo en el que el nexo de unión es la fauna y que ofrecen propuestas aptas para todos los públicos, y con una importante vertiente de educación ambiental.

La cueva de Las Güixas en Villanúa da a conocer el mundo subterráneo que esconde Collarada, su historia, ya que es una gruta que ha servido de refugio humano desde el Neolítico hasta al menos el año 300 d. C, su pasado “mágico”, fue lugar de aquelarres, su geología y su fauna, en la que destacan los murciélagos, de los que acoge diversas especies, y que han llevado a la gruta a ser incluida como Lugar de Interés Comunitario (LIC), dentro dela Red Natura 2000 europea.

El programa “Ecociudadela” de la Ciudadela de Jaca es una innovadora actividad que busca acercar los ciervos que habitan en el foso del Casitllo de San Pedro, sus necesidades y hábitos, a familias y estudiantes, especialmente. En la visita, niños y mayores pueden interactuar con los ciervos y también su busca concienciar a la ciudadanía sobre la problemática de los plásticos y el fomento de buenas prácticas medioambientales.

El Parc d'Ours de Borce es un espacio de encuentro con la fauna pirenaica, que quiere fomentar la conservación y el respeto por la naturaleza, desde la sostenibilidad. Su principal protagonista es el oso, acoge varios ejemplares, pero reúne otras especies propias del Pirineo como sarrios, cabras montesas, marmotas, caballos, asnos... El público puede contemplarlos y profundizar en sus peculiaridades a través de paneles y juegos que actuán como hilo conductor pedagógico del parque.

Cabe destacar que tanto las visitas a la cueva de Las Güixas como la participación en la actividad Ecociudadela requieren necesariamente reserva previa. Hay que contactar con la Oficina de Turismo de Villanúa, en el caso de la gruta, y con Ciudadela de Jaca, para la visita a los ciervos del foso.

Comentarios