COVID

Una familia de Laspaúles contagiada denuncia la dejadez de la administración

El sábado, tras llamar en tres ocasiones al 061 solicitando una ambulancia , fue el  hijo el que los trasladó en coche al hospital de Barbastro 

Laspaúles. Abella
Laspaúles. Abella


Los cuatro miembros de una familia de Abella, núcleo de Laspaúles, se encuerntran ingresados, desde el domingo, en el hospital de Barbastro, con síntomas de coronavirus. Denuncian la dejadez y el olvido que se sufre en el mundo rural por parte de la administración.

La familia formada por un matrimonio y el tío, todos ellos con patologías de insuficiencia pulmonar, y la abuela de 88 años de edad comenzaron con fiebre el 10 de marzo. María Pilar  Baldellou, amiga de la familia, explicaba que se llamó al centro de salud de Castejón de Sos y se les recomendó que tomaran paracetamol cada 8 horas.

Seis días después seguían teniendo fiebre, no muy alta, y dolor de cabeza y, como nadie se ponía en contacto con ellos para preguntar por su evolución, la madre llamó al centro de salud para que les subieran a ver. Se les indicó que continuaran con el tratamiento.

María Pilar Baldellou, amiga de la familia

El sábado la médica les subió a ver y se encontró con saturaciones entre 74 y 80 y se activó el protocolo. Baldellou indicaba que se llamó a las 13h al 061 para activar una ambulancia que los trasladara al hospital de Barbastro y se volvió a llamar hasta en ocasiones más. Finalmente fue el hijo del matrimonio el que los bajó en coche al centro hospitalario.

María Pilar Baldellou, amiga de la familia

Se quedaron todos ingresados y el domingo, la anciana, que estaba en casa, tuvo un pico de 39 de fiebre por lo que fue necesaria llevarla al hospital, en esta ocasión, en ambulancia. Denuncian también las dificultades para poder tener información sobre la evolución de todos ellos.

La portavoz de esta familia indicaba que no es el único caso de dejadez que hay y añadía que el alcalde de Laspaúles ha pedido que se haga el test a todos los vecinos, porque el 80% de la población tiene más de 65 años y le han denegado la solicitud.

Si no se controla este foco, decía Mapi Baldellou, van a destrozar un pueblo entero.