jaca

Una joya audiovisual de 1928 muestra el Primer Viernes de Mayo

El pionero cineasta Antonio de Padua Tramullas registró imágenes de la celebración que se proyectan este jueves en el Palacio de Congresos de Jaca.

Primer Viernes de Mayo 1921

Este jueves la Hermandad del Primer Viernes de Mayo ha preparado una jornada de homenajes y también una sorpresa audiovisual que dará la oportunidad a los jaqueses de conocer cómo vivían sus antepasados la fiesta del Primer Viernes de Mayo. Se trata de una grabación realizada por Antonio de Padua Tramullas, pionero del cine en España y amigo de los hermanos Lumière. Se proyectará íntegro en el acto programado en el Palacio de Congresos de Jaca a partir de las 20'30 horas. 

Durante cerca de seis minutos se observan imágenes de las calles de Jaca abarrotadas, de la escuadra de labradores con el sombrero de flores típico o de un curioso Conde Aznar a pie y sin los honores que recibe hoy en día. Este magnífico documento histórico demuestra el fervor con el que ya se vivía la fiesta en aquel momento, pero también las numerosas diferencias. Recorre las calles que a día de hoy siguen presenciando el desfile del Primer Viernes de Mayo como la calle Mayor, la calle del Carmen, Ramiro Primero, la calle del Coso y el portal de Baños.

Esas imágenes se observa mucho público que se mezcla en el desfile. Algunos en bicicleta, otros en sus coches particulares con los rifles en alto, y es que la incorporación de os trabucos al desfile no llega hasta los años 80, con el endurecimiento de la normativa de armas.
Este video fue recuperado por la Hermandad del Primer Viernes de Mayo y su presidente de los últimos años, Pepe Arbués, comenta la excepcionalidad de su proyección, ya que se ha podido ver muy pocas veces. Las imágenes grabadas en 1928 por Antonio de Padua Tramullas han sido enriquecidas con un texto basado en aquella época y trabajado por Pepe Arbués y Javier Lacasta. Su edición corre a cargo de Francisco Barón.

Un cineasta pionero

El historiador y documentalista Luis E. Parés ha estudiado el papel de Antonio de Padua Tramullas en la incipienta industria del cine y cuenta lo siguiente sobre su figura:

Antonio de Padua Tramullas es unánimemente considerado uno de los pioneros del cine español. Nacido en Barcelona en 1879, fue operador del primer cinematógrafo Lumière que hubo en Barcelona. Tras ello, recorrió el norte de España como operador ambulante. Instalado en Zaragoza en 1904 (había vivido antes en Alagón) se convierte en el ayudante de Ignacio Coyne, que había instalado su ‘Cinematógrafo Coyne’ en la calle de San Miguel en 1905. Con Coyne participa en numerosos rodajes sobre la vida social de Zaragoza y en la explotación del Cine Parlante Coyne, primer sistema de cine sonoro mediante sincronización con discos. Con el Cine Parlante, Tramullas inició una gira por toda España para mostrarlo.

Tras la bancarrota de Coyne, en 1910, Tramullas monta su propia productora, Sallumart Films. Desde ese mismo año, en el que fecha de su primer reportaje, Parada militar en el paseo, hasta 1927, cuando se traslada a vivir a Jaca, registrará todos los grandes hechos de la vida aragonesa: visitas del rey, escenas militares, fiestas populares, catástrofes…

De Tramullas, además, se conservan 130 películas, rodadas entre 1910 y 1927.

Comentarios