sucesos

Una mujer de 43 años fallece despeñada en un accidente de montaña en Benasque

El GREIM y EREIM de la Guardia Civil debían reaizar hasta 13 rescates en montaña y barrancos

Momento del rescate de la mujer fallecida, con el médico del 061 y el miembro del GREIM


El primer fin de semana de agosto resultaba especialmente complicado en cuanto a rescates de montaña, barrancos e incluso un parapentista, debiendo realizarse un total de 13: seis el sábado y siete este domingo, con el trágico balance de una montañera fallecida. Un montañero informaba al 112 SOS Aragón, a media mañana de este domingo, de que su compañera se había precipitado en la zona de la cresta de Llosas, próxima al Aneto. Personal del GREIM y el helicóptero con base en Benasque, junto con el médico del 061 se dirigían al lugar del siniestro, donde divisaban el cuerpo inerte de una persona que se habría precipitado unos 70 metros. Al llegar a la zona, comprobaban que tenía lesiones incompatibles con la vida y el médico únicamente podía confirmar su fallecimiento. Tras introducir el cadáver en la camilla, era trasladado a la helisuperficie de Benasque y de allí en coche fúnebre hasta el depósito de cadáveres del Hospital Provincial de Huesca a la espera de autopsia. La fallecida era una vecina de Olesa de Montserrat (Barcelona) de 43 años. El acompañante de la fallecida, que se encontraba ileso pero en shock, también era evacuado y trasladado a Benasque.

Zona en la que se realizaba el rescate de la mujer fallecida, en la cresta de Llosas
Zona en la que se realizaba el rescate de la mujer fallecida, en la cresta de Llosas

Además de este suceso, sobre las 13’00 horas, un aviso directamente en el GREIM de Benasque informaba de que un barranquista había sufrido un esguince de tobillo en el barranco Barbaruens. Tras finalizar el rescate anterior se procedía mediante varios ciclos de grúa a extraer del lugar al accidentado con una lesión de tobillo y a su acompañante que se encontraba ilesa, ambos eran trasladados a la helisuperficie de Benasque.

A las 14’00 horas se recibía aviso de que una montañera francesa había sufrido una lesión de tobillo en  un sendero de Murillo de Tou. El GREIM de Boltaña se desplazaba hasta el lugar de los hechos, donde localizaban a la herida a un kilómetro del camping de Murillo de Tou. Tras inmovilizarle la pierna la evacuaban portándola en una camilla hasta una ambulancia, que la trasladaba al centro de salud de Ainsa.

Sobre las 14’45 horas se tenía conocimiento de un accidente de un parapentista en Castejón de Sos. El accidentado se encontraba consciente pero tenía lesionados los tobillos. Se dirigían de nuevo al lugar GREIM y helicóptero de Benasque con médico del 061. Tras ser evaluado por el médico era trasladado hasta la helisuperficie de Benasque y de allí en ambulancia al Hospital de Barbastro con los dos tobillos rotos.

A las 15’30 horas se informaba de que había un ciudadano francés con calambres en las piernas en las proximidades del lago Marboré. Hasta allí se desplazaba el GREIM de Boltaña con helicóptero de Benasque y médico del 061. Tras localizar a los montañeros, que solicitaban ayuda en la parte alta de unas paredes en el camino que desciende desde el Collado del Cilindro hasta el lago Marboré, el médico valoraba al mismo y dictaminaba que estaba sufriendo una crisis de ansiedad y por ese motivo tenía las piernas y manos agarrotadas. Se decidía evacuarlo con el helicóptero hasta la localidad de Bielsa. El rescatado era un varón francés de 42 años y su acompañante otro hombre de 43 que se encontraba ileso.
 
A las 17’15 horas, se reclamaba ayuda para el rescate de una persona lesionada en una pierna en el barranco Vero, hasta donde se dirigían el EREIM y el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca con sanitario del 061. El último aviso era en torno a las 18’40 horas, indicando que una barranquista se había lesionado un hombro cuando descendía el Mascún Inferior. Se dirigían al lugar EREIM y helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca con sanitario del 061.
A lo largo de la jornada del sábado se llevaron a cabo otros seis rescates.

Sobre las 12:30 horas del sábado se recibió una llamada en la central 062 de la Guardia Civil, dimanante del 112 Aragón comunicando que en el barranco Basender, en el término municipal de Lecina un barranquista se había precipitado unos 5 metros en uno de los rapeles del barranco, teniendo lesiones en la muñeca y no pudiendo continuar. Se dirigían al lugar EREIM de Huesca con helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca y médico del 061. Tras localizar al herido se inmovilizó la lesión y fue evacuado hasta el Hospital San Jorge de Huesca, se trata de un vecino de Tarrassa (Barcelona) de 51 años.

A las 12:40 horas se recibió un nuevo aviso informando que en el Pico infiernos, en Sallent de Gallego, un montañero se encontraba con calambres en la piernas que le impedían continuar. Se dirigía al lugar EREIM de Panticosa, con helicóptero con base en Benasque. Tras localizar al montañero se realizaba un apoyo parcial en la cresta introduciéndolo en la aeronave y trasladándolo hasta la helisuperficie de Panticosa, y mediante vehículo oficial, hasta su vehículo particular, aparcado en el Balneario de Panticosa. El rescatado es un vecino de Vila-Real (Castellón) de 23 años.

A las 13:10 horas una llamada informaba de que un escalador había sufrido un accidente cuando se encontraba en la vía Duendes del Valle, situada en el Tozal de la Espelúnga (Ansó). Los especialistas del SEREIM de Jaca se desplazaban hasta la localidad de Ansó donde eran recogidos por el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca. Una vez localizado el escalador se realizaba un ciclo de grúa, trasladándolo hasta una pradera cercana donde era atendido por el sanitario, que tras valorar las lesiones solicitaba una ambulancia para que recogiera al herido y lo trasladara hasta el centro de salud de Hecho, con contusiones en zona lumbar y tobillo. Se trata de varón de 27 años vecino de Madrid.

Sobre las 13:10 se informaba de que una mujer se haba lesionado una rodilla en la zona de Pineta en el término municipal de Bielsa. Se dirigían al lugar el GREIM de Boltaña, con tripulación de la Unidad Aérea de Benasque y el médico del 061 y tras localizarla y ser valorada la lesión por el médico, era trasladada hasta Boltaña y de allí en ambulancia hasta el centro de salud de Aínsa con un posible esguince de rodilla. Se trata de una mujer de 36  años de Nicaragua.

A las 14:55 mediante un nuevo aviso del 112 SOS Aragón, recibido en la central COS del 062 de la Guardia Civil, se informaba que un hombre que se encontraba paseando en las inmediaciones del Salto del Roldán había tropezado y caído por un cortado al barranco de las Palomeras del Flumen, produciéndose heridas leves, pero que sufría de un problema cardiaco previo por lo que presentaba una posible arritmia. Se dirigían al lugar el EREIM de Huesca con helicóptero de la Unidad Aérea de Benasque y médico del 061. Tras localizar al herido, se realizaba un ciclo de grúa y se evacuaba al herido hasta el Hospital San Jorge. El rescatado es un vecino de Zaragoza de 48 años, que tras tropezar cayó por un cortado y quedó suspendido de un árbol durante la caída lo que amortiguó la misma.

El último aviso se recibió en torno a las 18 horas informando de que en la zona del Ibón inferior de Arriel, en el término de Sallent de Gallego una montañera había sufrido un lesión en el tobillo. Se dirigían al lugar el EREIM de Panticosa con helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca y sanitario del 061. Tras una primera valoración del sanitario la herida sufriría una posible fractura de tobillo, por lo que era trasladada por los especialistas a horcajadas hasta un lugar donde pudo recogerle el helicóptero y de allí se le evacuaba hasta Panticosa, donde una ambulancia convencional la trasladó al hospital de Jaca. La rescatada era una vecina de Zaragoza.

Comentarios