ganadería

Una oveja muerta por el ataque de un oso en el valle de Aísa

Es la primera vez que se tiene constancia del ataque de un oso en ese valle

El ataque de un oso mata otra oveja en la provincia de Huesca
El ataque de un oso mata otra oveja en la provincia de Huesca

La noche del pasado jueves un oso atacó un rebaño de ovejas en el valle de Aísa. Por el momento se ha podido confirmar la muerte de una de ellas por el ataque, hay otra herida de zarpazo y algunas extraviadas. El Gobierno de Aragón está investigando si fue Neré, el oso que habita en la zona occidental del Pirineo o las nuevas hembras que el Gobierno francés reintroducía hace pocas semanas.

José Antonio Plasencia es el propietario del rebaño afectado. Explica que el viernes subió a buscarlas y vio a una de ellas herida, pero pensó que sería por perros. A lo largo del fin de semana “los forestales me llamaron y me dijeron que habían encontrado el cadáver de una de ellas y que tenía signos de ataque de oso, algo que se ha confirmado”, asegura.

El hecho de que el gobierno francés introdujese dos hembras de oso en la zona del Bearn hace un mes hace sospechar que haya podido ser alguno de estos plantígrados los causantes del ataque. Este supuesto está sin confrimar todavía a pesar de que el gobierno francés tiene a estas osas controladas por GPS.

La compatibilidad de la reintroducción del oso en el Pirineo con los intereses de los ganaderos de la zona siempre ha estado en entredicho. Para José Antonio Plasencia las compensaciones económicas pueden ser la solución, pero apunta a otras consecuencias que no están cubiertas como los abortos o el corte del celo por situaciones de estrés como puede ser el ataque de un animal.

Comentarios