candanchú

Una reunión con la propiedad y reeditar el abono Ski Pirineos, exigencias del Valle

En su comunicado explican que "ante la falta de soluciones una semana más, estamos preparando próximas acciones reivindicativas"

Empresarios, representantes políticos y de los trabajadores asistían a la reunión de este viernes por la tarde en el Ayuntamiento de Jaca
Manifestación del pasado martes en Jaca, con los representantes políticos del territorio sobre el escenario

Los empresarios, representantes políticos y sindicales del Valle del Aragón, reunidos este viernes por la tarde en el Ayuntamiento de Jaca, van a pedir un encuentro con la spropiedad de Candanchú para conocer de primera mano su postura. Otro de los puntos que han consensuado es el de solicitar que se reedite el acuerdo para comercializar un abono conjunto para todas las estaciones de esquí aragonesas.

Los presentes en la reunión (Acomseja, Asociación Empresarios Candanchú, representantes políticos y de los trabajadores de la estación) comienzan su comunicado exigiendo a las partes implicadas una solución inmediata para la apertura completa de la estación este invierno. Marian Bandrés, presidenta de Acomseja, explica que en el encuentro “nos han confirmado que las negociaciones continúan, pero lo cierto es que no hay acuerdo”.

De la reunión de este viernes no sale ninguna convocatoria de manifestación para la semana que viene, tal y como amenazó el alcalde de Jaca en la manifestación del pasado martes en Jaca, pero no lo descartan, “y la semana que viene volveremos a valorarlo”, explica Bandrés.

Respecto a la reedición del abono Ski Pirineos, el alcalde jaqués habla de “la única estrategia posible para competir con otros territorios y no entre nosotros”, y solicitarlo “tanto a Candanchú como a Aramón, Astún y al Gobierno de Aragón”.

Manifestación del pasado martes en Jaca, con los representantes políticos del territorio sobre el escenario
Manifestación del pasado martes en Jaca, con los representantes políticos del territorio sobre el escenario

Del encuentro sí surge un acuerdo entre todos los agentes del territorio para seguir presionando, a sabiendas de que la negociación entre Gobierno de Aragón, Diputación Provincial e Ibernieve  sigue encallada  y de que las posibilidades de una apertura total en el puente de la Constitución son menores cada día que pasa.