economia de nieve

Una temporada invernal normal deja en la Jacetania un gasto de 40 millones de euros

En el cómputo de los valles del Pirineo el gasto asciende a 140 millones de euros 

Esquiadores en Valdelinares
Pistas de esquí en una temporada normal de los últimos años

La asociación de empresarios de la Jacetania ha presentado un estudio del impacto económico de la nieve en el Pirineo Aragonés en general y en la comarca de la Jacetania en particular. Según el mismo en una temporada normal, en la Jacetania se produce un gasto de 40 millones de euros. Si lo extrapolamos al conjunto de los valles del Pirineo, el gasto asciende a 140 millones de euros, que dada la actual situación, se podrían dejar de percibir, y se destruirían 3.000 puestos de trabajo. Por toda esta situación han presentado una serie de propuestas al Gobierno de Aragón, con soluciones inmediatas

Dentro de los antecedentes del estudio de impacto económico, en una temporada con 415.000 esquiadores en el valle del Aragón, 166.000 serían con pernoctación, y 249.000 sin pernoctación. A esto hay que añadir, 56.000 que no esquían o son acompañantes. De todo el gasto el 20% corresponde a las estaciones y el 80% al resto de los sectores .

En cuanto al empleo una temporada normal genera, según el estudio realizado 1.093 puestos de trabajo , en el global del Pirineo Aragonés la cifra asciende a 3.000, que sirve para fijar población en los valles

Anuncio Ondas Blancas
Anuncio Ondas Blancas

En cuanto a propuestas, desde Aconseja se manifiesta que una vez pasado el periodo navideño sin haber sufrido grandes repuntes de contagios en nuestras comarcas, “ podríamos delimitar comarcalmente burbujas en función del número de infecciones que permitan establecer “corredores seguros”, tal y como se está desarrollando en otros destinos turísticos”. De ese modo, señalan que aunque haya comarcas con importante afección de casos, incluso ciudades grandes como Zaragoza, o algún municipio o comarca oscense como Fraga, podrían venir personas de otras comarcas de la provincia de Huesca, Zaragoza y Teruel, lo que nos permitiría tener un mayor número de clientes.

También añaden que sería interesantísimo comenzar hablar con nuestros vecinos y en cuanto fuera posible establecer corredores seguros con otras burbujas en Navarra, o País Vasco. “Es muy duro ver cómo pasan por nuestra región los esquiadores vascos o navarros con una reserva de hotel en Baqueira, mientras que aquí les tenemos prohibido pararse”.

En su argumentación de propuestas dicen que esta situación, junto con la posibilidad de disponer de mayores aforos y mayor amplitud de horarios permitiría ofrecer más servicios (si cerramos a las 20h los restaurantes es imposible dar cenas) y captar un mayor volumen de gasto de nuestros visitantes.

En el Pirineo Aragonés en general y en Jaca en particular, durante todo el verano hemos demostrado que el protocolo anti contagios funciona y lo sabemos hacer funcionar. Los datos de contagios lo demuestran, avalan nuestra gestión.

Además, los cuerpos y fuerzas de seguridad han demostrado con varios controles diarios a los esquiadores en su subida a Astún que es viable asegurarse que solo vengan las personas que puedan hacerlo.

Ojalá en nuestras estaciones de esquí, además del empadronamiento y el contrato de alquiler de un piso, fuera válido el documento de una reserva de hotel para poder subir a esquiar, como se les permite a nuestros vecinos de los pirineos.

Finalizan manifestando que es evidente que soluciones hay, durante este verano hemos demostrado ser responsables en la aplicación y cumplimiento de normativas. Opinamos que nos merecemos la oportunidad de intentar comenzar una desescalada ya en el mes de enero, para no dar por perdida la campaña de invierno sin ni tan siquiera haberla empezado.